Remedios caseros para antojos de nicotina

La nicotina, así como miles de otros productos químicos, se encuentra en los productos de tabaco y crea dependencia y antojos. La dependencia a la nicotina es el deseo que una persona experimenta por la nicotina y la incapacidad para controlar los impulsos relacionados con los productos del tabaco. Los fumadores tienen mayores tasas de enfermedades del corazón, derrames cerebrales y cáncer. La salud de una persona se beneficiará de abandonar el hábito de la nicotina, sin importar su edad. Una variedad de remedios caseros y cambios de estilo de vida pueden reducir las ansias de nicotina para algunas personas. Los síntomas de abstinencia son más intensos en la primera semana después de dejar de fumar.

Jugo de naranja

El jugo de naranja desecha la nicotina del cuerpo rápidamente, según MotherNature.com. El jugo hace la orina de una persona más ácida y disminuye la nicotina del cuerpo, lo que es especialmente útil si alguien quiere dejar de fumar de golpe. Sin embargo, una persona que está tomando medicamentos de reemplazo de nicotina, como los parches transdérmicos, debe evitar el consumo de jugo de naranja. El jugo puede agotar el cuerpo de la nicotina necesaria para disminuir los síntomas de abstinencia.

Solución de agua y bicarbonato de sodio

El agua limpia las toxinas del cuerpo, incluyendo la nicotina. El agua rehidrata el cuerpo y permite que los antojos de nicotina pasen rápidamente, según Helpguide.org. Una solución casera mezclando 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y beber durante las comidas, puede disminuir las ansias de nicotina. Las personas que sufren de úlceras pépticas no deben beber la solución.

Mantente ocupado

Algunas personas pueden optar por superar los antojos. La ansiedad por la nicotina dura cinco minutos promedio. Come palitos de zanahoria o semillas de girasol. Las opciones adicionales incluyen mascar chicle, beber un vaso de agua o incluso ir a dar un rápido paseo alrededor de la cuadra. Las aficiones que mantienen las manos de uno ocupado, como la jardinería, armar un rompecabezas o incluso jugar con el perro de la familia pueden ayudar. Ocupar la mente y el cuerpo puede evitar que alguien agarre el próximo cigarrillo. Los estimulantes táctiles, como clips de papel, bolas de compresión o bandas de goma pueden mantener las manos activas.

Más galerías de fotos



Escrito por julie hampton | Traducido por mariana perez