Remedios caseros para aliviar el dolor causado por quemaduras menores

Una quemadura menor, también conocida como quemadura de primer grado, daña tan sólo la capa superior de la piel. Aunque dolorosa, este tipo de quemaduras responde bien a los tratamientos caseros. Las quemaduras por el sol, por fricción y la mayoría de las quemadura causadas al cocinar, son ejemplos de quemaduras menores que puedes tratar con remedios caseros. Mantén limpia la quemadura para evitar las infecciones. Si la quemadura desarrolla ampollas o produce un dolor que no cede con los tratamientos caseros, o si te quemaste el rostro, consulta inmediatamente con tu médico.

Agua fría

Dejar correr agua fría sobre un área quemada enfría la piel y ofrece alivio inmediato. El University of Maryland Medical Center sugiere que mantengas el área lesionada bajo el agua por entre 5 y 10 minutos para conseguir los mejores resultados. Mantén la llave del agua abierta y con el agua fluyendo con suavidad para evitar que te cause dolor.

Áloe Vera

El gel de la planta áloe vera, o las cremas fabricadas con este gel, puede enfriar y aliviar las quemaduras menores y detener el dolor. El University of Maryland Medical Center indica que debes aplicar el gel al área quemada tres o cuatro veces al día.

Analgésicos

Toma medicamentos contra el dolor que no requieren receta médica, como el ibuprofeno, la aspirina o al acetaminofen para aliviar el dolor de las quemaduras menores. El Centro Médico S. Hershey de la Estatal de Pennsylvania, advierte que loa menores de 18 años no deben ingerir aspirinas.

Hierbas

El University of Maryland Medical Center reporta que la especia cúrcuma, que se usa en la mostaza y como ingrediente del polvo de curry, puede reducir la inflamación y aliviar el dolor. También conocida por su nombre latino, cúrcuma longa, es posible conseguirla en cápsulas. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda tomar 300 mg tres veces al día para aliviar el dolor de las quemaduras menores.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por eduardo moguel