Remedios caseros para el acné con yogur

Casi 50 millones de personas en los Estados Unidos sufren de acné y cerca del 85 por ciento de todos los adolescentes lo tienen, según la American Academy of Dermatology. Lavar suavemente el rostro dos veces al día y usar cosméticos sin aceite puede ayudarte, pero en muchos casos aquellos que tienen acné necesitan algo más. Hay numerosos productos de venta libre, remedios con receta y remedios caseros. Un remedio alternativo es el yogur entero común, que contienen un tipo de alfa hidroxiácido conocido como ácido láctico. Este ácido es similar al ácido glicólico, que puede beneficiar a aquellos que tienen la tendencia a tener acné de acuerdo a la New Zealand Dermatological Society.

Limpiador de yogur y limón

En su libro “Beauty by Nature" la herbolaria Brigitte Mars recomienda combinar el jugo de limón con el yogur para tratar la piel grasa y propensa al acné. Combina 4 cucharadas de jugo de limón recién exprimido con 4 cucharadas de yogur entero común. Aplica una capa delgada de limpiador sobre las zonas afectadas y permite que permanezca en su lugar durante cinco minutos y luego enjuaga con agua tibia. El jugo de limón actúa como un astringente suave que ayuda a quitar el exceso de grasa de la piel mientras el ácido del yogur evita los brotes. Almacena la mezcla en un frasco tapado en el refrigerador cuando no lo uses.

Mascarilla de hierbas y yogur para el acné

Una mascarilla facial hecha con yogur, avena y hierbas ayuda a combatir el acné, cierra los poros y tonifica la piel, escribe Jude C. Todd en “Jude's Herbal Home Remedies”. Deja tres cucharadas de hierbas secas en infusión con medita taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Para obtener mejores resultados, usa hierbas astringentes como la uña de caballo, el hinojo, la milenrama, la consuelda o el pie de león. Cuela la mezcla y agrega el líquido a 1/2 taza de yogur común entero. Añade la 1/2 taza de avena para hacer una pasta espesa. Antes de usarlo, lava bien el rostro con agua tibia. Esparce la mezcla sobre tu rostro, evitando la zona sensible alrededor de los ojos y déjala por 10 minutos. Enjuaga con agua tibia. Repite el tratamiento una vez por semana para prevenir y tratar los brotes.

Mascarilla de yogur y berenjena

Joan Wilen, autora de “More Chicken Soup & Other Folk Remedies”, recomienda mezcla el yogur con puré de berenjena para hacer una mascarilla para la piel propensa al acné. Coloca 1/4 de una berenjena pequeña en una licuadora con una taza de yogur común entero. Mezcla a una velocidad media hasta que se combine bien y esté cremosa. Aplica la mascarilla sobre el rostro, evitando la zona que rodea los ojos y permite que permanezca durante 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y sigue con un tónico o un astringente para cerrar los poros. Wilen sugiere hacer un té de manzanilla o de milenrama y rocía el líquido sobre el rostro como un astringente herbario, si bien cualquier astringente o tónico funcionará.

Más galerías de fotos



Escrito por willow sidhe | Traducido por alejandra prego