Remedios para un bebé que babea

Todos los bebés babean vez en cuando, sobre todo cuando les están saliendo los dientes o cuando tienen un resfriado. La mayoría de las veces, el babeo no es nada de qué preocuparse, pero en ocasiones puede indicar una condición de salud grave. Si tu bebé está babeando, puedes tomar medidas para aliviar su malestar y evitar las grietas de la delicada piel alrededor de la boca. Informa de cualquier síntoma preocupante del bebé a su pediatra.

Remedios para las grietas

Cuando tu bebé babee, la saliva puede agrietar e irritar la barbilla y las mejillas. El área puede enrojecerse y podría llorar cuando se limpie el exceso de humedad. Cuando duerme, su sábana puede mojarse e irritar más su delicada piel. Utiliza un paño suave para limpiar la saliva con frecuencia durante el día. Coloca una almohadilla absorbente bajo su sábana para ayudar a chupar la humedad, y si se despierta durante la noche, aprovecha la oportunidad para cambiarlo si es necesario. No coloques nada sobre su piel que no quieras que ingiera, como la vaselina.

Remedios para la salida de los dientes

La dentición causa a menudo babeo en los bebés y también puede causar molestias considerables. Si tu bebé llora más de lo normal, babea y no come o duerme bien, puede estar experimentando una salida de los dientes dolorosa. Coloca un anillo de dentición o una toalla mojada en el refrigerador por una hora, y luego sácala y deja que la mastique. Lávate las manos, y luego frota las encías, la presión puede aliviar el dolor temporalmente. Pregúntale al pediatra si puedes darle un calmante para el dolor de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén. Mayo Clinic.com recomienda evitar las pomadas para la salida de los dientes, que pueden no ser efectivas y pueden causar entumecimiento de la garganta en caso de ingestión.

Remedios para el dolor de garganta

El babeo de tu bebé puede deberse a un dolor de garganta. Si la garganta duele, tal vez no quiera tragar. Usa un humidificador de vapor frío en la habitación para ayudar a mantener el aire húmedo, ya que esto puede aliviar la garganta irritada y seca. Si tu bebé tiene más de 6 meses de edad, ofrécele agua fría o jugo diluido entre comidas para mantener su garganta lubricada. Si lo alimentas con biberón, ofrécele su fórmula fría para calmar la garganta.

Ir al médico

Si la fiebre acompaña el babeo de tu bebé, no asumas que la dentición es la razón. Si tienes otros síntomas - tales como sarpullido, tos severa o irritabilidad extrema - llévalo al pediatra y dile que ha estado babeando. En algunos casos, el babeo puede indicar una condición de salud grave, como el envenenamiento o una infección bacteriana. El pediatra debe evaluar el babeo que no tenga una causa clara - como dolor de garganta, resfriado o la salida de los dientes - para descartar una enfermedad grave.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por katherine bastidas