Remedios para las aftas en los niños

Un afta usualmente sana por si misma en cuestión de días, pero puede ser una dolorosa molestia para un niño que está esperando a que mejore. La úlcera oral usualmente se desarrolla en el interior de la mejilla o en la lengua, haciendo incómodo el comer. Las aftas no son contagiosas, a diferencias del herpes labial, que son ampollas que usualmente aparecen en los labios.

Ungüento

Frota una mezcla por partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno en el afta, y después agrega un poco de leche de magnesia. Esto puede reducir el dolor y ayuda a eliminar el afta, de acuerdo con KidsHealth. Una pequeña cantidad de leche de magnesia aplicada en el afta varias veces al día alivia el dolor y acelera la curación de acuerdo con Blue Cross Blue Shield of Massachusetts. Aplicando una pasta de bicarbonato de sodio y agua directamente en el afta después de los alimentos también ayuda.

Enjuague bucal

Los enjuagues bucales con tetraciclina ayudan a reducir el dolor, promueven la curación y evitan las infecciones bacterianas en las aftas, de acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research. La tetraciclina requiere una prescripción y podría manchar los dientes de los niños pequeños. KidsHealth recomienda un enjuague hecho en casa con 2 oz. de peróxido de hidrógeno y 2 oz. de agua o 4 oz. de agua, una cucharadita de sal y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Enjuaga la boca cuatro veces al día. Enjuagar con una taza de agua caliente y media cucharadita de sal varias veces al día también puede ayudar.

Medicamentos sin prescripción

Los medicamentos que contienen peróxido y glicerina limpian y cubren el afta mientras reducen la incomodidad. Los medicamentos con benzocaína, mentol y eucaliptol pueden aplicarse repetidamente. Pueden causar un poco de punzadas al principio pero adormecen la herida y la ayudan a sanar. La benzocaína ayuda a reducir el dolor y la duración de las aftas, de acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research.

Bolsas de té

Poner bolsas húmedas de té negro en un afta puede ayudar, señala KidsHealth. El té negro contiene tanino, que alivia el dolor y se encuentra en algunas medicinas. Las bolsas de té han sido usadas por largo tiempo como remedio casero del dolor de dientes.

Cuidado

Asegúrate de que tu hijo evite los alimentos picantes y ácidos y las papas fritas, que pueden irritar un afta, aconseja Blue Cross Blue Shield of Massachusetts. Tu hijo debe usar un cepillo dental con cerdas suaves y evitar la pasta de dientes que contenga lauril sulfato de sodio, que puede causar aftas.

Más galerías de fotos



Escrito por jerry shaw | Traducido por lou merino