Remedio casero para el rubor facial

Puede ser muy difícil controlar el sonrojarse debido a que es involuntario. Varias condiciones físicas y psicológicas provocan el rubor, pero con frecuencia se asocia con la vergüenza. Por desgracia, raramente sonrojarse es causa de algo diferente a la vergüenza. Si te ruborizas en exceso, consulta con un médico para asegurarte de que no sea debido a un problema de salud. Hay varios remedios caseros que puedes intentar para reducir al mínimo la frecuencia de tus rubores cuando hayas descartado una condición médica grave.

Deshazte del enrojecimiento

Si te ruborizas excesivamente, intenta modificar tu dieta. Los alimentos picantes, el glutamato monosódico (MSG) y el alcohol pueden causar rubor. El nitrato de sodio es otro estimulante del rubor y se encuentra en las carnes curadas como el tocino, el jamón y el salami. Los sulfitos también pueden causar enrojecimiento y son comunes en el vino, las verduras congeladas, jugos de frutas, camarones y productos lácteos. Comer una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad te ayudará a mantener una presión arterial saludable y evitar el enrojecimiento que puede acompañar a la presión arterial alta. El estrés también aumenta la probabilidad de rubor, así que medita, practica yoga, realiza ejercicios de respiración profunda o participa en otra actividad relajante durante unos minutos todos los días. Sé amable contigo mismo y recuerda que ruborizarse es un acto involuntario. Es muy difícil de controlar y puede tomar algún tiempo para que los cambios que hagas en tu casa se ​​traduzcan en menos mejillas sonrojadas en público.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle miley | Traducido por jane laury