Remedio casero para pies que sudan

Si tus pies sudan y hacen que no quieras quitarte los zapatos frente a otras personas es posible que sea momento de encontrar una manera de controlar el problema. Aunque no es extraño experimentar pies que sudan ocasionalmente, algunas personas sufren de sudor excesivo todos los días. El problema, conocido como hiperhidrosis, ocurre cuando las glándulas sudoríparas reaccionan de más a los estímulos y producen más sudor del necesario, según la International Hyperhidrosis Society. No importa si notas que tus pies sudan algunas veces al mes o todos los días, hay remedios caseros disponibles para ayudar a reducir el sudor y el olor en los pies.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Medias de fibra natural
  • Antitranspirante
  • Polvo para los pies
  • Toallitas húmedas para bebés
  • Vinagre
  • Olla
  • Bolsas de té

Instrucciones

  1. Utiliza medias de algodón. También puedes utilizar medias de otras telas naturales o materiales que absorban humedad. El nailon y el poliéster atrapan el sudor, mientras que las fibras naturales son más porosas y permiten que más aire llegue a tus pies.

  2. Lava tus pies todos los días. Utiliza un jabón antibacteriano para evitar los olores. Seca tus pies completamente asegurándote de secar el área entre los dedos. Los hongos y bacterias pueden desarrollarse entre los dedos si el área no se seca completamente.

  3. Pon antitranspirante en tus pies. Hazlo antes de ponerte medias en la mañana. Los antitranspirantes no sólo evitan la transpiración en las axilas sino que también pueden ser efectivos para reducir el sudor en los pies.

  4. Cubre tus pies con polvo para pies. Hazlo después de aplicar el antitranspirante. El polvo absorberá el exceso de sudor y reducirá el olor.

  5. Cambia tus medias. Cuando tus medias se sientan húmedas con sudor, lava tus pies y ponte un par nuevo de medias. Ten toallitas húmedas para bebés a mano y utilízalas para limpiar tus pies en el trabajo o mientras te encuentras en lugares públicos y no puedes lavar tus pies.

  6. Remoja tus pies. Añade 1/2 taza de vinagre a 1 cuarto de galón de agua y remoja tus pies por 15 minutos para reducir la transpiración.

Consejos y advertencias

  • Anda descalzo lo más posible para permitir que tus pies respiren y viste sandalias y zapatos con puntera abierta. Exponer tus pies al aire ayudará a reducir la transpiración.
  • No utilices el mismo par de zapatos todos los días. El sudor puede quedar atrapado en las plantillas de los zapatos. Cuando te pones un par de zapatos antes de permitir que el sudor se seque, puede empeorar tu problema.

Más galerías de fotos



Escrito por jill leviticus | Traducido por ana grasso