Remedio casero para limpiar los poros

La U.S Consumer Product Safety Commission advierte que los contaminantes biológicos con los que las personas se enfrentan a diario son dañinos para la salud y la piel. Los químicos agresivos presentes en los cosméticos y productos de belleza pueden irritar la piel y promover los granitos y brotes antiestéticos. Los individuos con piel sensible pueden presentar reacciones alérgicas a una infinidad de productos químicos. Pero puedes hacer un remedio casero efectivo para limpiar los poros, que sólo requiere poco más que los ingredientes comunes que tienes en casa.

Exfoliante de limpieza natural


Exfoliante de almendras y miel.

Profundamente dentro de la piel, constantemente se generan nuevas células para reponer las muertas en su superficie. Estas capas externas contienen la proteína queratina, que es un protector natural de la piel y se acumula a menudo dándole a la piel un aspecto poco saludable y sin brillo. Sin la correcta exfoliación, los poros se obstruyen, lo que produce acné y puntos negros. Para hacer un exfoliante de almendras, pica finamente 1 cucharada de almendras en una licuadora o procesadora, luego mezcla con 1 cucharada de miel y una clara de huevo. Aplica sobre la cara con movimientos circulares para desprender las células muertas. Retira el exfoliante con un paño tibio.

Máscara reafinante de poros


Máscara de miel, huevo y aceite de coco.

Las máscaras faciales ayudan a eliminar los restos de impurezas que se ubican en la profundidad de los poros. Las máscaras compradas comunes contienen químicos agresivos que pueden irritar la piel y producir brotes. Para una máscara facial reafinante de poros menos costosa mezcla un huevo, 1/2 taza de aceite de coco y 1 cucharada de miel en un plato pequeño. Bate los ingredientes hasta integrarlos y que la mezcla tenga una consistencia firme y luego congélalo durante la noche en una cubetera. Aplica un cubo sobre la cara deslizándolo sobre la piel. Deja secar la máscara por aproximadamente 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Tónico suave clarificante


Tónico de menta y manzanilla.

Los tónicos para la piel son un componente crucial de tu régimen diario de cuidado de la piel. Ayudan a limpiar los poros, eliminar impurezas y reponer el pH natural de la piel. Muchos tónicos comerciales están compuestos mayormente por alcohol, que es extremadamente secante para la piel. Para hacer un tónico clarificante, mezcla 1/2 taza de menta fresca picada o 2 cucharadas de menta seca con 2 cucharadas de flores de manzanilla en 4 tazas de agua. Hierve los ingredientes en una olla poco profunda y cuela el líquido dentro de un frasco. Refrigera la solución por hasta dos semanas y aplica a diario con una bolita de algodón. Tanto la menta como la manzanilla alivian la piel a la vez que la mantienen hidratada.

Vapor facial


Vapor facial.

El vapor facial ayuda a desobstruir los poros al hacer salir las impurezas. Este proceso es más efectivo si se realiza antes de una exfoliación. Daily Glow sugiere hervir una olla de agua con 15 gotas de aceite esencial; el aceite de árbol de té, por ejemplo, ayuda a combatir el acné y es antibacteriano. Coloca la olla sobre la mesa y envuelve una toalla alrededor de tu cabeza y la olla para atrapar el vapor durante cinco minutos. Enjuaga tu piel con agua tibia para lavar las impurezas.

Exfoliación natural


Exfoliante con jugo de limón y cúrcuma.

Usando el ácido natural de los limones, puedes deshacerte eficazmente y con seguridad de la superficie muerte de la piel y exponer las células jóvenes y saludables. Los exfoliantes químicos son perjudiciales para la piel y pueden causar envejecimiento prematuro e irritación. Para una exfoliación simple en casa, mezcla jugo de limón recién exprimido con 2 cucharadas de polvo de cúrcuma. Aplica suavemente sobre el rostro o directamente sobre las manchas oscuras y deja reposar durante cinco minutos. Enjuaga con agua tibia.

Más galerías de fotos



Escrito por skyler white | Traducido por paula santa cruz