Remedio casero para conseguir labios suaves usando un cepillo de dientes

Unos labios suaves hacen que un rostro luzca más fino y juvenil, pero puede ser difícil protegerlos contra las inclemencias del clima. El calor en interiores, el sol, el viento y el frío común son sólo algunos de los factores que causan resequedad y fragilidad en los labios. Al combinarse con un ungüento humectante, un cepillo de dientes puede ayudarte a recuperar la humedad de tus labios. Asegúrate de usar un cepillo para bebé, más suave que el de adultos.

Exfoliación

La exfoliación es el acto de remover piel vieja y muerta, de modo que pueda florecer piel más nueva y saludable. Como la piel de los labios es más delgada que la de otras partes del cuerpo, se reseca y descascara con más rapidez. Exfoliar tus labios con un cepillo de dientes suave puede hacerlos sentir y lucir mejor.

Bálsamos humectantes

Utiliza bálsamos hidratantes tradicionales y no tradicionales para ayudar a exfoliar tus labios. Experimenta con tu bálsamo labial favorito, vaselina o aceite de coco. Los bálsamos labiales tradicionales están formulados con ingredientes que humectan tus labios y vienen en varios tamaños, sabores y aromas. La vaselina ha sido elogiada durante mucho tiempo por sus propiedades hidratantes y protectoras; no sólo cura la piel, también proporciona una barrera de humedad contra los elementos. Durante siglos, las personas han usado aceite de coco para el cuidado de la piel. Esta sustancia humecta la piel suave y naturalmente, sin ningún efecto secundario adverso, y tiene un aroma agradable para la mayoría de la gente.

Técnica

Para exfoliar tus labios, humedece un cepillo de dientes de bebé con un poco de agua. Cubre tus labios con abundante bálsamo labial, vaselina o aceite de coco. Cepilla tus labios en pequeños movimientos circulares durante 10 minutos, aproximadamente. Usa una toalla suave para secar tus labios con palmaditas, y vuelve a aplicar el agente hidratante. Repite este proceso a diario para tener unos labios más suaves.

Soluciones con azúcar

El azúcar constituye un excelente exfoliante natural cuando se combina con los ingredientes correctos. Utiliza azúcar morena o blanca, y azúcar fina en vez de gruesa. En un tazón pequeño, combina 1/2 cucharadita de azúcar con una cantidad de miel, aceite de oliva o de coco del tamaño de un centavo. Experimenta con los ingredientes para ver cuál funciona mejor para ti. Frota suavemente la mezcla por tus labios, luego enjuágalos. Una vez a la semana, usa este procedimiento en vez de tu rutina diaria de cepillado de labios.

Más galerías de fotos



Escrito por candice mancini | Traducido por pau epel