Remedio casero para los codos y las rodillas oscuros

Tener las rodillas y los codos oscuros puede ser bastante vergonzante, especialmente si eres una mujer. Pueden hacerte sentir cohibida al usar un vestido o ropa de manga corta. La razón principal de que tus rodillas y los codos están oscuros se debe a que en esas zonas no hay glándulas sebáceas, lo que hace que se resequen. Además, la suciedad tiende a quedar atrapada en las grietas si no la limpias adecuadamente, lo que causa que queden oscuras y con manchas. Si no cuidas adecuadamente de las rodillas y los codos, estos quedarán cubiertos por una capa dura de piel. Al seguir los pasos siguientes, puedes tener las piernas y los brazos con la tonalidad pareja que deseas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Loción humectante
  • 1 limón
  • Aceite de coco
  • Azúcar
  • Yogur
  • Almendras en polvo

Instrucciones

  1. Humecta los codos y las rodillas. Después de cada baño o ducha, aplícate aceite de coco o de oliva sobre las rodillas y los codos. Usa una loción humectante a lo largo del día o cada vez que notas resequedad. Además puedes cortar los extremos de dos pares de calcetines y ponerlos sobre los codos y las rodillas después de hidratarte por la noche para sellar la humedad y evitar que el producto se salga. Para una protección adicional, envuelve los codos y las rodillas en un envoltorio plástico antes de cubrirlos con el calcetín.

  2. Aplica jugo de limón fresco sobre las rodillas y los codos. El jugo de limón aclara tu piel ya que es un blanqueador natural. Corta un limón en cuatro secciones y frota el jugo de una sección en las zonas oscuras. Puedes almacenar las otras secciones en el refrigerador para usarlas más adelante. Déjalo durante toda la noche y lávalo en la mañana.

  3. Exfolia los codos y las rodillas dos veces por semana. Haz un exfoliante de azúcar mezclando el azúcar y el aceite de oliva. Agrega la suficiente cantidad de aceite de oliva al azúcar hasta que adopte una consistencia fangosa. Vierte la mezcla en la mano y frota las zonas oscuras. Al exfoliarte eliminas la piel muerta, lo que ayuda a suavizar la zona y quitar la suciedad presente.

  4. Haz una mezcla de almendras en polvo y yogur. Combínalos en partes iguales y aplícalos sobre los codos y las rodillas. Esta mezcla se puede usar para aclarar las zonas oscuras.

Consejos y advertencias

  • Para evitar que los codos y las rodillas se oscurezcan, evita aplicar presión sobre los mismos.
  • Protege las rodillas y los codos del sol usando una pantalla solar.
  • No exfolies las zonas si tienes heridas abiertas ya que puede causar malestar o una infección.

Más galerías de fotos



Escrito por margo benjamin | Traducido por alejandra prego