¿Están relacionados el sodio y el potasio con la contracción del corazón?

El sodio y el potasio son ambos electrolitos, lo que significa que cargan eléctricamente las moléculas dentro del cuerpo. Tanto el sodio como el potasio juegan papeles clave en la regulación de la contracción del corazón. Estas sustancias controlan la contracción de las células musculares y ayudan al ritmo de estas contracciones. Los riñones ayudan a mantener los niveles apropiados de sodio y potasio en la sangre, ya que demasiado o demasiado poco de estos electrolitos puede tener consecuencias devastadoras.

Electrolitos y contracción muscular

El sodio y el potasio son esenciales para las contracciones del corazón debido al papel que desempeñan en generar las corrientes eléctricas que manejan la función muscular. Tanto el sodio como el potasio son iones con carga positiva. Cuando las células del músculo están en reposo, los niveles de potasio dentro de las células son altos mientras que los niveles de sodio son bajos. Las contracciones del músculo del corazón comienzan con una corriente eléctrica positiva causada por los iones de sodio en las células. Para neutralizar esta corriente eléctrica, los iones de potasio son liberados de las células para devolverlas a su estado normal de reposo.

Electrolitos y control del ritmo

El ritmo y la frecuencia de las contracciones del corazón se rigen por dos pequeños racimos de células dentro del corazón, conocido como los nodos sinoauricular y auriculoventriculares. Las células en estos dos nodos automáticamente pueden generar una corriente eléctrica sin ningún estímulo externo. Como las células del músculo cardíaco, estas células nodales utilizan una afluencia de sodio para crear una corriente eléctrica y luego una liberación de potasio para apagarla.

Desequilibrios de electrolitos y contracción del corazón

Demasiado o muy poco potasio tiene un impacto poderoso en el ritmo cardíaco. Demasiado potasio inicialmente provoca cambios eléctricos dentro del corazón que pueden verse en un electrocardiograma. Además de frenar el ritmo cardíaco, demasiado potasio interrumpe la conducción eléctrica, lo que hace difícil para el corazón a latir al unísono. Esto puede conducir a problemas del ritmo cardíaco, incluyendo la fibrilación ventricular, un ritmo cardíaco que puede ser fatal. Por otro lado, muy poco potasio, puede causar contracciones prematuras en el corazón, una frecuencia cardíaca rápida y fibrilación ventricular. Aunque el sodio es importante para la contracción del corazón, demasiado o demasiado poco sodio no está asociado con problemas del ritmo cardíaco.

Prevenir arritmias cardíacas

La mayoría de los adultos requiere 4,7 gramos de potasio en la dieta por día. Tu cuerpo regula los niveles de potasio usando los riñones, así que para la mayoría de la gente, los niveles de potasio se quedará dentro de los rangos normales. Si tienes problemas renales u otras enfermedades, los niveles de potasio pueden estar desequilibrados. Si los niveles de potasio llegar demasiado bajo, necesitarás tomar suplementos de potasio para prevenir problemas cardíacos. Los niveles altos de potasio son generalmente causados por medicamentos o una enfermedad que causa que los riñones retengan demasiado potasio. Si estás preocupado por tu corazón, habla con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por marcela carniglia