¿Cómo se relaciona la grasa poliinsaturada con colesterol el HDL y LDL?

Las grasas poliinsaturadas son grasas saludables que se encuentran en los alimentos vegetales y en el pescado. Químicamente, las grasas poliinsaturadas son únicas, ya que contienen más de un doble enlace. Consume alimentos ricos en grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Estos tipos de grasa tienen efectos beneficiosos sobre los niveles de colesterol. Consulta al médico antes de realizar algún cambio en tu dieta.

Colesterol LDL

Las lipoproteínas de baja densidad o colesterol LDL, puede ser perjudicial. El cuerpo utiliza el colesterol LDL para transportar el colesterol desde el hígado hasta el resto del organismo. Las células lo utilizan para producir nuevas células y reparar los daños. Si tienes demasiado colesterol LDL en la sangre, se puede adjuntar a las paredes de las arterias y causar la acumulación de placa. Esto puede conducir a la aterosclerosis, infarto de miocardio o un accidente cerebro vascular. El LDL se conoce comúnmente como el colesterol "malo". El nivel de este tipo de colesterol está directamente relacionado con la dieta. Las grasas no saludables, como las grasas trans y grasas saturadas, pueden aumentarlo. Si gozas de buena salud, el médico verificará los niveles de colesterol cada cinco años. Lo ideal es que esté por debajo de 100 mg/dl, según la American Heart Association.

Colesterol HDL

La lipoproteína de alta densidad o colesterol HDL es el colesterol "bueno" que viaja a través del torrente sanguíneo. EL HDL deambula por el cuerpo, recoge el exceso de colesterol LDL y lo transporta hacia el hígado. A partir de ahí se descompone y se desecha. Este tipo de colesterol protege al cuerpo de las enfermedades crónicas y puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades del corazón. El nivel de HDL debe estar por encima de 60 mg / dl.

Efectos de las Grasas poliinsaturadas

Las grasas poliinsaturadas no elevan el colesterol "malo" del cuerpo y pueden ayudar a elevar el nivel de colesterol HDL. Un tipo de grasa poliinsaturada conocida como ácido graso omega 3, es especialmente beneficiosa para los niveles de colesterol. La Escuela de Salud Pública de Harvard asegura que el consumo de grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, en lugar de una gran cantidad de hidratos de carbono, puede bajar la presión arterial, mejorar los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Para una salud cardíaca óptima, del 8 al 10% del total de calorías debe provenir de las grasas poliinsaturadas.

Fuentes alimenticias

Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los aceites vegetales, como el maíz y el aceite de oliva, y también en nueces, semillas de girasol, pistachos y semillas de lino. De acuerdo a un estudio publicado en 2007 por la Universidad Americana de Nutrición, el consumo de entre 2 y 3 onzas (56 y 85 gramos) de pistachos al día puede mejorar los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedad coronaria. Los pescados grasos, como el salmón, el arenque y el atún, contienen ácidos grasos omega 3.

Otras consideraciones

Así como las grasas poliinsaturadas tienen efectos beneficiosos sobre el colesterol, también contienen muchas calorías. Cada gramo de grasa aporta 9 calorías. La American Heart Association recomienda limitar el consumo de grasas a un 25 o 35 % del total de calorías. Con base en una dieta de 1800 calorías, debes tener de 50 a 70 g de grasa cada día. La mayor parte de la grasa que ingieres debe ser monoinsaturada o poliinsaturada.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por eva ortiz