Rehabilitación con un entrenador personal vs fisioterapia

Los entrenadores personales de acondicionamiento físico diseñan programas de ejercicios y ayudan a sus clientes a ejecutarlos para mantener o mejorar su salud, mientras que los fisioterapeutas diagnostican, tratan y manejan el dolor, las lesiones y las enfermedades. Los entrenadores de acondicionamiento físico a menudo se encuentran con clientes con dificultades existentes, tales como dolor de espalda grave y diabetes, y planifican actividades que desdibujan la línea entre el acondicionamiento físico y la medicina. Cuando un problema está más allá de su conocimiento, los entrenadores deben remitir a los clientes a un profesional de la rehabilitación adecuado, como un fisioterapeuta.

Educación y cualificaciones de un terapeuta

Los fisioterapeutas deben tener al menos un título de licenciatura en fisioterapia, kinesiología, medicina deportiva o un campo similar. Si tu título de licenciatura no está relacionado con el ejercicio, necesitas completar los requisitos previos según lo dispuesto por una universidad antes de aplicar para el programa de fisioterapia. Los fisioterapeutas también deben estar licenciados por el estado en que practican, aprobar el National Physical Therapy Examination y cumplir con los requisitos del estado tales como exámenes de la jurisprudencia, de acuerdo con la Bureau of Labor Statistics. También deben tomar cursos de educación continua para mantener su práctica actualizada para mantener su licencia.

Educación y cualificaciones de un entrenador

La profesión de entrenador personal no tiene un nivel educativo estándar y está autorregulada. Los entrenadores pueden tener un título de maestría en biomecánica, con cinco años de experiencia trabajando en un entorno clínico y deportivo, o simplemente una certificación de fin de semana sin experiencia. Sin embargo, los entrenadores personales deben tener un mínimo de un título de licenciatura en ciencias del ejercicio o un campo relacionado, una certificación acreditada que extiende sus conocimientos académicos, como el PTA Global o National Academy of Sports Medicine, y certificación CPR y de primeros auxilios.

Alcance de la Práctica

Los fisioterapeutas diagnostican, tratan y rehabilitan a los pacientes que tienen una lesión o enfermedad que limita su movimiento. Su trabajo consiste en ayudar a que los pacientes se muevan independientemente, aliviar el dolor y prevenir la discapacidad. A menudo trabajan con pacientes con dolor articular y muscular, esclerosis múltiple, artritis, parálisis cerebral, derrame cerebral, espina bífida y condiciones post-quirúrgicas. Además de diseñar los programas de ejercicio, los entrenadores personales también entrenan a los clientes para un estilo de vida más saludable y activo, ayudan a prevenir lesiones y ayudan a los clientes a seguir los consejos de su médico o fisioterapeuta. También controlan los patrones de movimiento para asegurarse que los clientes puedan moverse bien sin dolor ni limitaciones graves. Los entrenadores pueden no recomendar dietas o suplementos, a menos que sean dietistas registrados.

Excepciones

Un entrenador personal puede llevar a cabo la labor de un fisioterapeuta sólo si también es un fisioterapeuta licenciado. Este profesional híbrido puede trabajar con un paciente con dolor de espalda y un jugador de fútbol de escuela secundaria que desea ganar masa muscular y velocidad.

Advertencia

Algunas agencias de certificación de entrenadores personales proporcionan una certificación de ejercicio clínico para entrenadores que tienen poca o ninguna experiencia o cualificaciones en el campo de la rehabilitación. En caso de duda, elige un fisioterapeuta por encima de un entrenador personal para servicios de rehabilitación.

Más galerías de fotos



Escrito por nick ng | Traducido por mariano abrach