Rehabilitación de la cirugía de pinzamiento de hombro

El hombro es una articulación compleja que te permite estirar y doblar tu brazo en varias direcciones. También es donde muchas personas se quejan de dolor. La articulación real está formada por el hueso superior del brazo, la clavícula y el omóplato. El manguito rotador cubre la parte superior del hueso del brazo al tiempo que rota en la cavidad del hombro. Un pequeño saco de fluidos llamada bursa se ubica entre el manguito rotador y la parte superior del brazo, conocido como acromion. Debido a la cantidad de huesos, músculos y tendones diferentes, hay varios tipos de lesiones que pueden dañar el hombro, requiriendo cirugía y rehabilitación.

Identificación

La bursa normalmente proporciona lubricación entre el manguito rotador y el acromion. El pinzamiento de hombro se produce cuando el acromion roza al manguito rotador y la bursa. La afección por lo general se produce en personas que usan sus brazos en movimientos repetitivos, o en atletas de deportes como natación o tenis. Según la American Academy of Orthopaedic Surgeons, el pinzamiento de hombro que no se trata puede llevar a un dolor importante y a la disminución de la función del brazo afectado. En algunos casos, se indica cirugía para reparar este sitio.

Cirugía

El proceso quirúrgico para la reparación de un pinzamiento de hombro se realiza como un procedimiento abierto y por artroscopía. Durante el proceso abierto, el cirujano hace una incisión en el frente del hombro y retira una parte del acromion para evitar que siga rozando los tendones; también puede extirpar parte de la bursa. Este proceso se conoce como acromioplastia. Cuando el procedimiento se realiza por artroscopía, el médico retira estos tejidos haciendo varios agujeros pequeños en el hombro. Este tipo de procedimiento puede resultar en un promedio de curación más rápido y menos cicatrices.

Rehabilitación

La rehabilitación que sigue a la cirugía del hombro apunta a recobrar fuerza y evitar la rigidez en el brazo afectado. Tu terapeuta físico puede comenzar lentamente, dependiendo de las órdenes del médico. La rehabilitación por lo general implica una variedad de ejercicios de movimiento, que mueven la articulación del hombro a su posición normal. Después de varias semanas, puedes seguir con ejercicios de fortalecimiento, que implican levantamiento de pesas y entrenamiento de fuerza. Si la cirugía fue artrsocópica, puedes comenzar los ejercicios de rehabilitación a un ritmo más rápido que si fue abierta.

Terapia

Tu médico puede recomendarte que mantengas tu brazo en cabestrillo por un período de tiempo luego de la cirugía. Además, puede que te prohíba extender o hacer movimientos repetitivos con el brazo afectado por cierto tiempo. El terapeuta físico también puede realizar otras terapias para curar el hombro, como hielo o electroestimulación en el lugar, en especial si tienes dolor. La rehabilitación luego de la cirugía de pinzamiento de hombro a menudo tarda varias semanas, y pueden pasar algunos meses antes de que tu hombro esté completamente recuperado.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por maria eugenia gonzalez