Regulaciones TSA sobre mochilas de senderismo

Una vacación como mochilero es una gran forma de escapar del trajín de la vida cotidiana y volar hacia tu destino te da más tiempo para pasear caminando por los tranquilos ambientes de la naturaleza. Sin embargo, las regulaciones de la Transportation Security Administration prohíben muchos elementos que puedes querer llevar en tu viaje. Conoce qué elementos puedes llevar en tu vuelo para determinar si tendrás que enviar tu mochila como equipaje.

Bastones de trekking y equipo de escalada

Los bastones de trekking ayudan a tu cuerpo a dispersar tu peso y tu centro de gravedad, quitando presión de tus rodillas y espalda. Muchos bastones se pliegan en secciones para poder ser empacados fácilmente en tu equipaje de mano. Los crampones, los piolets y otro equipo de escalada que pueda ser usado como arma debe ser también registrado. Todos los elementos que tengan bordes afilados o puntas deben ser enfundados para evitar dañar a los responsables de equipaje y a los oficiales de seguridad, como así también para no dañar tu bolsa.

Equipo de campamento y cocina

Si planeas llevar un hornillo de campamento, este deberá ser limpiado en profundidad y debe estar libre de residuos de vapor. TSA recomienda enviar el hornillo hacia tu destino, ya que estos suelen ser confiscados por sus gases residuales. Deberás comprar combustible para el hornillo en destino, ya que este no está permitido en el avión. Cuchillos, hachas de campamento y palas plegables debe ser enfundados y bien empacados en tu equipaje documentado. Planifica comprar el agua en destino, ya que solo puedes llevar cantidades limitadas de líquido en el avión. Los alimentos deben estar envueltos o dentro de un contenedor y deben ser pasado por la máquina de rayos X.

Elementos personales

Los artículos de tocador deben estar en contenedores de viaje de 3,4 onzas o menos. Todos los artículos líquidos o en gel deben poder caber en una bolsa de plástico de un cuarto de galón de cierre hermético. Los insecticidas en aerosol o repelentes de osos deberán ser también adquiridos en destino, ya que no se permite llevar aerosoles en un avión, excepto los desodorantes o lacas de peinado de tamaño pequeño. Podrás llevar encendedores o fósforos de seguridad contigo, pero asegúrate de empacar cortaplumas y las plantillas de gel para tus botas de senderismo en tu equipaje documentado.

Elección de la mochila

Si todo lo que precisas cumple con las regulaciones de la TSA y puede ser llevado en un avión, asegúrate de que la mochila cumpla con los requerimientos de la compañía aérea. La mayoría de las empresas limitan el equipaje de mano a entre 40 y 50 libras en una mochila que mida como máximo entre 45 y 62 pulgadas lineales. Esto es la suma del largo, ancho y altura. Una mochila ligeramente más grande sin marco puede ser usada siempre y cuando respete el límite de peso, no esté completamente llena y pueda ser doblada o apretujada ligeramente para cumplir con las regulaciones. Si precisas llevar una mochila más grande con marco, puede ser fácilmente metida en una bolsa grande de lona y llenarse completamente o doblarse en la base y colocar el equipo restante encima. Esto evita que las correas se atasquen en las cintas transportadores al manipular el equipaje y también evita que se dañe. Cuando llegues, dobla la lona en la base de la mochila hasta el viaje de regreso.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por mariana palma