Regulaciones gubernamentales acerca de los suplementos dietarios

Los suplementos dietéticos, que se definen como cualquier producto por vía oral que contiene ingredientes destinados a complementar la dieta, están regulados por la colección de leyes 1994 denominadas Dietary Supplement Health and Education Act, o DSHEA. Los suplementos están regulados de manera diferente que los alimentos y las drogas farmacéuticas, según la U.S. Food and Drug Administration. Gran parte de la responsabilidad de las solicitudes de la salud y la seguridad reside en las manos de los fabricantes y no con la FDA.

Etiquetado

Los fabricantes de productos deben exhibir en la botella o la caja el nombre del producto, la lista de ingredientes, el nombre de la empresa y la ubicación que el suplemento ha sido fabricado, el tamaño de la porción y la cantidad total por porción de cada ingrediente. Esta información debe estar incluida como parte de una etiqueta de "Información Nutricional" impresa en el envase. Los ingredientes activos e inactivos deben estar inscritos.

Alegaciones terapéuticas

Es ilegal que los fabricantes de suplementos afirmen que su producto es capaz de prevenir o tratar una enfermedad o condición específica. Sin embargo, las empresas están legalmente autorizadas a hacer declaraciones de propiedades saludables, alegaciones sobre la estructura o función y reclamos sobre el contenido de nutrientes. Una alegación terapéutica afirma que los ingredientes en el producto están asociados con una determinada enfermedad o condición, como la relación entre el calcio y la salud ósea. Una reclamación sobre la estructura o función describe el objetivo del suplemento, como fortalecer el sistema inmunológico. Una declaración de contenido nutricional explica qué ingredientes nutricionales contiene un suplemento dietético en particular, tal como una vitamina o hierba específica. Acompañando a esas alegaciones, los productos deben mostrar la advertencia: "Esta declaración no ha sido evaluada por la FDA. Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad". También es opcional para las empresas proporcionar evidencia para respaldar sus afirmaciones.

Marketing

El marketing de los suplementos alimenticios está regulado por una agencia del gobierno diferente, la Federal Trade Commission (FTC). Es responsabilidad de la FTC emprender acciones legales contra los alegatos médicos sin fundamento hechos por los fabricantes de suplementos. La ley de "verdad en la publicidad" de la FTC afirma que las solicitudes no deben ser engañosas y que las empresas deben ser capaces de fundamentar sus alegaciones de propiedades saludables si son cuestionadas.

Seguridad

Según la DSHEA, los fabricantes tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus productos antes de que sean puestos a disposición de los consumidores. Sin embargo, luego de que un producto que ya está en el mercado, los fabricantes están obligados por ley a presentar ante la FDA los eventos negativos reportados asociados a un determinado producto. La FDA entonces será capaz de evaluar dichos informes y determinar si un producto debe ser retirado. Los consumidores deben tomar medidas para protegerse a sí mismos y hacer compras informadas contactando al fabricante con preguntas y leyendo los materiales patrocinados por la FDA sobre ser un consumidor inteligente. También anima a los consumidores a reportar los efectos adversos a la FDA y al fabricante de manera inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por gina riggio | Traducido por maría florencia lavorato