Reglas para vallas de pista

Los atletas que compiten en carreras de vallas necesitan la velocidad de un velocista, así como la capacidad técnica para despejar los obstáculos. Los corredores suelen dar de siete a ocho pasos antes de llegar a la primera valla, para luego seguir un patrón de tres zancadas entre el resto, según Brian Mac, entrenador de rendimiento para el equipo de atletismo del Reino Unido. La pierna de arrastre, que inicialmente lleva el cuerpo de un corredor en el obstáculo, también debe barrer sobre el obstáculo en lugar de rodearlo. La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo es el órgano regulador mundial para eventos de atletismo, incluyendo las carreras de obstáculos. Las asociaciones a nivel nacional, estatal y local generalmente siguen las reglas de la AIFA, aunque pueden existir modificaciones.

Configuración

La colocación de los obstáculos depende de la longitud de la carrera y el sexo del atleta. Se utilizan 10 vallas en las carreras de 100, 110 y 400 metros. Los hombres corren las carreras de 110 con 9.14 metros entre vallas y las mujeres corren las carreras de 100 con 8.5 metros entre vallas, de acuerdo con las reglas de la AIFA. Tanto los hombres como las mujeres corren las carreras de 400 con 35 metros entre vallas. La misma configuración se aplica a las divisiones juveniles. Las vallas son de 106.7 centímetros de altura para los hombres y 83.8 centímetros de altura para las mujeres en las carreras de 110 y 100. Las vallas son 91.4 centímetros de altura para los hombres y 76.2 centímetros de altura para las mujeres en las carreras de 400. La National Collegiate Athletic Association requiere que los obstáculos se coloquen en todos los carriles, pero permite que los corredores solo corran en carriles alternos. La AIFA y USA Track and Field (USATF) no tienen este requisito. Sin embargo, ninguna organización prohíbe esta configuración, lo cual es una práctica común, según USATF. La configuración limita las carreras a cuatro corredores por heat en la mayoría de las pistas.

Vallas caídas

Los corredores que derriben deliberadamente un obstáculo son descalificados según las reglas de la AIFA. Los corredores que derriben un obstáculo accidentalmente no son descalificados. Si el obstáculo fue derribado deliberadamente o no se deja a juicio del árbitro. National Federation of High Schools (NFHS) tenía una regla similar hasta 2010. Ahora, si un corredor derriba un obstáculo con la mano es descalificado, según las reglas de la NFHS. Bajo las reglas anteriores, un obstáculo deliberadamente tirado por el pie de un corredor también daba lugar a la descalificación.

Otros requisitos

En todos los niveles de competencia, se requiere que los corredores intenten librar cada obstáculo. Un corredor que rodee un obstáculo es descalificado automáticamente. Los corredores que pasen una pierna o pie por debajo del plano horizontal de la parte superior de la valla al momento del salto también son descalificados, de acuerdo con las reglas de la AIFA. Las reglas de la organización internacional también requieren que los corredores permanezcan en su carril a lo largo de toda la carrera.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por gerardo núñez noriega