Reglas de uso de teléfono celular para los adolescentes

Un teléfono celular en manos de una adolescente es el epítome de la expresión "Un mal necesario". Siempre puedes seguirle el rastro en su teléfono celular cuando se le necesita, pero puede mantener su teléfono en la noche, distraerla de las tareas escolares e incluso hacer daños en su reputación. Las reglas sobre el uso de teléfonos probablemente no va a romper su dependencia del dispositivo, pero puede ayudar a mantenerla segura.

Reglas generales

Las reglas generales que creas rigen el uso del teléfono celular de tu hija dependiendo de como esperas que utilice el dispositivo y cuánto quieres que lo use. Puedes limitar el número de minutos y mensajes de texto que está permitido por día, y es posible establecer requisitos mínimos para que mantenga su teléfono, como por ejemplo, tiene que mantener un cierto promedio de calificaciones o pierde privilegios. La seguridad también debe ser una preocupación. Considera la posibilidad de exigirle que mantenga el teléfono cargado y cuando está fuera de casa por la noche puedas contactarla. También debe saber que el envío de mensajes de texto inapropiados no está permitido. Según HealthyChildren.org, alrededor del 20 por ciento de los adolescentes admiten tener "sexting", o envío de textos que son de naturaleza sexual o incluso de fotos que muestran la desnudez. Explícale que esta práctica está fuera de los límites. HealthyChildren.org también recomienda hablar con los adolescentes sobre las consecuencias reales del "sexting", como la suspensión de la escuela o ramificaciones legales.

Reglas en el automóvil

Un adolescente, un teléfono celular y un automóvil es una combinación potencialmente mortal. Según el sitio web de la National Highway Traffic Safety Administration, distraction.gov, en accidentes de tráfico mortales entre los conductores menores de 20 años de edad, el 11 por ciento de los conductores se distrajeron antes de estrellarse. Tu hija debe saber que utilizar su teléfono celular para cualquier propósito, mientras está detrás del volante, si está hablando, enviando mensajes de texto o simplemente mirando la pantalla, está prohibido y es motivo de pérdida de sus privilegios para conducir. Considera crear una regla que dicte que su teléfono se guarda en su bolso o en la guantera mientras conduce, y que si debe usarlo tiene que detenerse con seguridad y parquearse primero. Si tus advertencias no están siendo recibidas, investiga las leyes de tu estado sobre menores que usan celulares mientras conducen. Muchos estados hacen que sea ilegal que un conductor menor de 18 años de edad utilice un teléfono celular mientras conduce, incluso utilizando un dispositivo manos libres.

Reglas nocturnas

Sola en tu habitación, tu hija puede enviar mensajes de texto debajo de las mantas hasta la madrugada. No sólo permanece despierta para usar el teléfono, sino que podría tener problemas para conciliar el sueño luego si acaba de recibir la noticia de que su amor platónico está saliendo con alguien más, o ha tenido una discusión con un amigo. MayoClinic.com recomienda establecer un tiempo límite para el uso de su teléfono. Es posible declarar que utilizar el teléfono está fuera de los límites a su hora de acostarse, o hacer que los últimos 30 minutos u hora antes de acostarse sean un momento "sin teléfono". Si esos tentadores mensajes empiezan a llegar después del toque de queda, probablemente no tendrá la fuerza para ignorarlos, así que lo mejor es tomar el teléfono lejos y almacenarlo en tu habitación durante la noche. Con el tiempo, sus amigos van a aprender a no molestarse en tratar de comunicarse con ella después de una cierta hora.

Reglas adicionales

Un teléfono no sólo es peligroso en las manos de tu hija cuando está en un vehículo en marcha. Caminar con un teléfono en la mano es demasiado arriesgado. De acuerdo con un informe de Safe Kids Worldwide, los adolescentes están en mayor riesgo de ser golpeado por los automóviles al caminar con cualquier otro grupo de edad, y la tasa de lesiones entre los peatones adolescentes ha aumentado en un 25 por ciento en los últimos años. La teoría de Safe Kids es que la distracción de los teléfonos celulares es lo que pone a los adolescentes en esa situación de riesgo. Que esté fuera de los límites que tu hija escriba mensajes mientras camina, y pedirle que no hable por teléfono mientras cruza la calle. Un adolescente está a merced de las reglas de teléfonos celulares creados por su colegio, que también, podría prohibir a los estudiantes llevar celulares a la escuela, o podría dictar dónde y cuándo los teléfonos celulares pueden ser utilizados.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por enrique alejandro bolaños flores