Reglas sobre la suspensión por lluvia en las pequeñas ligas

Por la seguridad de los jóvenes jugadores, las reglas de la pequeña liga dictan que los participantes jueguen sólo sobre terreno seguro. La lluvia humedece el campo causando que los jugadores resbalen o caigan, posiblemente lesionándose. Mientras que la última palabra la tiene el árbitro de la liga pequeña o los entrenadores, los oficiales deben seguir reglas específicas al decidir si el juego se cancela por lluvia.

Relámpagos

Las reglas más estrictas en la liga pequeña acerca de la suspensión por lluvia cubren los relámpagos. Si alguien ve relámpagos o escucha truenos, los adultos deben inmediatamente vaciar el campo hasta que pase la tormenta de relámpagos. Los jugadores deben permanecer en el dugout o cueva si uno está disponible. Los entrenadores y árbitros tienen la opción de seguir el juego si no hay relámpagos durante cierto periodo de tiempo; normalmente 30 minutos, o cancelar el juego.

Campo mojado

Los jugadores de la liga pequeña pueden continuar un juego durante la lluvia o condiciones mojadas si el árbitro, entrenadores u otros oficiales de la liga han determinado que el campo es seguro para el juego. Los adultos deben inspeccionar los caminos entre las bases, el campo dentro del diamante y el exterior en busca de áreas poco seguras. Los charcos profundos, áreas resbalosas en la tierra o pasto y cualquier otra área potencialmente insegura no deben estar presentes en el campo durante un juego. Si los adultos notan cualquier área insegura como resultado de la lluvia, incluso si los jugadores no se mueven por esas zonas con frecuencia, el juego debe ser pausado hasta que las condiciones mejoren o debe cancelarse si las condiciones probablemente no lo hagan.

Resultado

Cuando se llama a la suspensión por lluvia después de que los jugadores hayan jugado cuatro entradas, el juego se considera oficial, lo que significa que el equipo que está a la cabeza es el equipo ganador aún si el juego no puede concluirse. Cuando existe un empate al suspenderse un juego oficial por lluvia, el juego se reanudará otro día. Además, una suspensión por lluvia después de una entrada completa pero menos de cuatro entradas, el juego también se suspende y se reanudará otro día aunque alguno de los equipos se encuentre ganando. En ambos casos, el juego continuará como se detuvo, con los jugadores en las mismas posiciones, incluyendo aquellos que pudieron haber llegado a las bases, y el número de bolas, strikes y outs. Si se da una suspensión por lluvia antes de una entrada completa el juego volverá a comenzar otro día como un juego completamente nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por brian richards | Traducido por glen boyd