Reglas de seguridad para las ciencias

Los experimentos científicos en casa entretienen y educan a tu pequeño y curioso científico, fomentando las habilidades de resolución de problemas y de descubrimiento científico. Quieres que tu hijo esté seguro, por lo que debes establecer algunas reglas de seguridad para la ciencia al igual que tienes reglas para otras partes de su vida. Con un poco de planificación y exploración responsable, tu hijo puede disfrutar de sus descubrimientos científicos sin incidentes espeluznantes.

Seguridad ambiental y del comportamiento

Ayuda a tu hijo a reunir y organizar todos los materiales necesarios para su experimento antes de que empiece. Siempre que sea posible, intenta el experimento tú mismo de antemano para asegurarte de que comprendes las instrucciones y puedes guiar a tu pequeño explorador a través del proceso. Dile a tu hijo que bajo ninguna circunstancia debe nunca conducir un experimento de ciencia cuando no estás presente. Además, se debe tomar la ciencia en serio y no participar en ninguna payasada o broma durante un experimento, sobre todo cuando se trabaja con productos químicos o calor. Mantén el área de trabajo bien ventilada y no inicies un experimento a menos que tengas el tiempo y la atención para controlar el experimento de cerca en todo momento y sin divagar.

Seguridad de materiales

Mantén los contenedores, tarros y frascos científicos separados de tu equipo de cocina. No bebas ni comas de los contenedores o placas que utilizaste para un experimento de ciencia y no utilices tus platos cotidianos y utensilios para colocar productos químicos científicos. No comas ni bebas mientras que estás haciendo un experimento para que no se derrame y contamine tu trabajo. Revisa toda la cristalería buscando grietas o suciedad antes de su uso; lávala o descártala según sea necesario. Limpia el cristal roto con un cepillo y un recogedor, no con las manos desnudas. Coloca cualquier objeto que debas cortar en una superficie de corte firme antes de hacerlo. Comprueba los cables eléctricos en busca de signos de desgaste antes de usar y guarda cualquier fuente eléctrica alejada del agua. Ten cuidado de colocar los cables eléctricos fuera del flujo del tráfico para que nadie pueda tropezar con ellos. Ten un botiquín y un extintor de incendios a mano. Siempre sigue las instrucciones para el uso correcto de los equipos científicos.

Equipo de protección

Las gafas de seguridad deben ser normales cuando se realiza una investigación científica, pero sobre todo una que involucra productos químicos, calor o cristalería. Ata el cabello largo y quítate todas las joyas. Evita usar ropa holgada y sandalias o zapatos abiertos. Usa una bata de laboratorio, delantal o camisa vieja como delantal de protección para evitar que tu ropa se manche.

Seguridad al trabajar con fuego y calor

Usa un plato caliente para experimentos que requieran calor a menos que el experimento exija específicamente una llama abierta. Utiliza pinzas, almohadillas protectoras o guantes para mover contenedores calientes. Siempre coloca una almohadilla aislante entre el mostrador o la superficie de mesa y un recipiente caliente y no lo toques con las manos hasta que haya tenido suficiente tiempo para enfriarse. No mires en el contenedor mientras se está calentando para evitar ser salpicado en los ojos o la cara. Evita la exposición de objetos inflamables a las llamas, chispas o calor, incluidos los productos químicos líquidos, lacas o geles para el cabello. No utilices estos productos para el cabello si estás planeando llevar a cabo experimentos científicos ese día. Si la ropa de alguien se prende fuego, sigue la sabiduría común de parar, tirarte al suelo y rodar o ahogarlo con una manta.

Seguridad química

Cuando uses productos químicos, mantén las manos alejadas de la cara, los ojos, la boca y el cuerpo y no permitas que los productos químicos entren en contacto con las manos desnudas. Frótate bien las manos con agua y jabón después de trabajar con productos químicos. No pruebes ni huelas los productos químicos, ya que pueden ser corrosivos, venenosos o inflamables. Sigue las instrucciones para el experimento exactamente, ya sean oral o escritas, para evitar la creación de mezclas de sustancias químicas tóxicas o peligrosas. No viertas los restos o productos químicos utilizados en el fregadero ni permitas que se mezclen con otras sustancias químicas en el desagüe. Lee las instrucciones para una eliminación adecuada de los productos químicos después de que el experimento se haya completado. Permanece por lo menos a 12 pulgadas de la muestra química en todo momento. Al calentar una sustancia química, nunca apuntes el tubo de ensayo a cualquier otra persona o hacia ti mismo. Si tú o tu hijo reciben un producto químico sobre la piel o en los ojos, lava rápidamente con agua corriente durante 20 minutos o más y llama a información toxicológica o busca atención médica para obtener más consejos o instrucciones.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara christine van hooser | Traducido por eva ortiz