Reglas de seguridad en la alberca para niños

Cuando el clima es cálido y los niños están de vacaciones, no hay muchas cosas más divertidas para ellos que jugar en la alberca. Pero una de las actividades más populares en el verano también puede convertirse en una de las más mortales. De acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los E.U., un promedio de 385 niños de menos de 15 años se ahogaron en una alberca o en accidentes relacionados con spas cada año del 2005 al 2007. Puedes mantener a los niños a salvo asegurándote de que entiendan ciertas reglas de seguridad de las albercas.

No correr o jugar rudo

Los niños pueden emocionarse fácilmente alrededor de la alberca y podrían tener la tentación de perseguirse unos a los otros, apurarse en ser el primero en el tobagán o ponerse a jugar rudo, pero todas estas actividades pueden llevar a una herida potencial y hasta a ahogarse. Asegúrate de que los niños sepan que correr alrededor de la alberca no es seguro por las superficies resbalosas causadas por el agua y que el juego rudo no tiene lugar en la alberca.

Solo nada con un adulto

Echarse un clavado en la alberca en el jardín trasero podría parecer inofensivo, pero el 74 por ciento de las fatalidades al nadar de niños de menos de 15 años entre el 2005 y el 2007 sucedieron en albercas residenciales, de acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos de los Consumidores. A la mayoría de las albercas públicas o comerciales se les requiere que tengan a un salvavidas entrenado y certificado. Mientras que esto no es posible por lo general en la alberca de tu casa, haz una regla para que los niños no puedan nadar a menos de que haya al menos un adulto para ver y reforzar las reglas.

No comer

La comida no solo causa un desastre en la alberca, sino que puede ser potencialmente peligrosa para tu vida. Masticar comida o goma de mascar mientras nadan puede causar que los niños se ahoguen. Asegúrate de que los niños sepan que la comida debe ser ingerida antes o después de nadar, pero no durante la actividad.

Mantenerse alejados de los drenajes

Los drenajes de las albercas son causas comunes de heridas, especialmente entre los niños de 5 a 9 años, de acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos de los Consumidores. Enseña a los niños a mantenerse alejados de los drenajes o cualquier otra área en la alberca que pudiera causar una herida.

Practica el sistema de compañeros

Hasta los nadadores más experimentados pueden experimentar problemas en algún punto mientras nadan. Pide a los niños que se coloquen en pares y se cuiden uno al otro y se mantengan cerca. Usar el sistema de compañeros puede ayudar a prevenir accidentes y proveer a alguien que vaya a pedir ayuda en caso de una herida.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por laura gsa