Reglas y reglamentos para una reunión familiar

En la sociedad frenética y apresurada de hoy, puede ser difícil mantener una conexión fuerte, incluso con la gente que más quieres. Para mantener las líneas de comunicación abiertas, intenta instituir reuniones familiares en el calendario familiar, como sugiere L.D. Hall y J. Angelelli de la Oregon State University Extension. A medida que avances, incorpora normas básicas de conducta para tus reuniones familiares.

Prográmalas con regularidad

Organiza reuniones familiares regularmente que se adapten a los horarios de todos, aunque no debes hacer obligatoria la asistencia, sugiere la Utah State University Extension. Haz que su frecuencia se acomode a las necesidades de tu familia. Si tienes suficientes temas e intereses familiares, celebra reuniones semanales. Si tu familia no requiere reunirse con esta frecuencia, quizás baste con reunirse una o dos veces al mes. Designa una hora de inicio y una de finalización de las reuniones para que todos puedan adaptarlas a sus otras actividades programadas.

Respeto

El respeto mutuo es la piedra angular de cualquier reunión familiar, afirma Brenda Wilson, L.C.S.W., de la Virginia State University. Es imperativo que todos los asistentes estén de acuerdo con adherirse a la respetabilidad básica, hablando civilizadamente y escuchando atentamente. Aunque los padres tienen la autoridad en la familia, no deben dominar o utilizar la reunión familiar para dar conferencias, advierte Wilson. En su lugar, todos los asistentes deben tener la misma voz, ser escuchados y valorados. También es importante llevar a cabo una reunión ordenada, con cada uno tomando turnos para discutir temas y continuando a través de una agenda de manera organizada.

Enviando temas

Al igual que para cualquier reunión, tener una agenda ayuda en una reunión familiar para asegurarse de que se cubran todos los temas y preocupaciones de los miembros de la familia. Coloca una lista de temas en un lugar central, como el refrigerador. Invita a todos a registrar sus problemas y temas en la lista para su inclusión en la próxima reunión familiar. Ninguna preocupación o tema es demasiado pequeño o trivial para la reunión, desde calcetines que desaparecen en la ropa hasta el menú de las cenas. La lista de temas puede convertirse en la agenda para la próxima reunión.

Sin distracciones

Para asegurarte de que la reunión proceda de una manera eficaz, reduce al mínimo las distracciones durante la hora de la reunión, sugiere Wilson. Mantén la televisión y la radio apagadas, y haz una regla para que nadie acepte llamadas telefónicas o mensajes de texto durante la reunión. Minimizar distracciones muestra respeto hacia todo el mundo, dando prioridad a la reunión sobre otras actividades.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por martin santiago