Reglas para publicaciones de Facebook

Una vez que tu hijo cumple 13 años, puede tener su propia cuenta de Facebook, de acuerdo con los términos de servicio del sitio. Sin embargo, sólo porque tenga la edad suficiente para una cuenta no significa que tenga la edad suficiente para usar el sitio de forma segura. Estableciendo reglas para lo que puede y no puede publicar en Facebook, puedes proteger la identidad de tu hijo, asegurándote al mismo tiempo que tiene una experiencia en línea segura y positiva.

Publicar fotos

Una de las características más atractivas de Facebook es la posibilidad de subir fotos. Tu hijo adolescente, no obstante, nunca debe subir imágenes que no quiere que todos vean. Incluso si su configuración de privacidad está establecida para que sólo los amigos puedan ver las fotos, un amigo autorizado podría abusar de esas fotos guardándolas e incluso volviendo a publicarlas, posiblemente en público. Recuerda a tu adolescente que nunca debería publicar una foto que no quiera que toda la escuela vea y mantener los datos personales (como números de teléfono, direcciones de calle, señales de calles y números de la casa) fuera de las fotos por completo.

Mantenerse seguro

Publicar desde un smartphone implica que tu adolescente siempre tiene acceso a Facebook, pero podría significar publicaciones inseguras. Los smartphones a menudo usan los servicios de ubicación, que usan satélites para determinar la ubicación de tu hijo. Esto puede suceder si los servicios de ubicación están encendidos cuando tu adolescente está publicando fotos y actualizaciones de estado desde su teléfono. Pide a tu hijo que mantenga su ubicación privada apagando los servicios de ubicación y no registrarse en varias ubicaciones en Facebook.

Vida privada

Está bien que tu hijo adolescente publique datos ambiguos acerca de su vida en Facebook, pero adviértele sobre compartir demasiada información personal. Si bien una actualización de estado de "estudiando para un examen" es inocuo, publicar sobre asuntos familiares, relaciones e incluso información sobre profesores podrían aterrizar a tu hijo en serios problemas. Asegúrate de que Facebook no se torne demasiado personal. Es más, Facebook y otros sitios de redes sociales pueden capturar actualizaciones de estado de tu adolescente para crear publicidad a medida, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría.

Nada negativo

Si bien Facebook podría parecer un espacio seguro para hacer catarsis, tu adolescente nunca debería publicar diatribas negativas sobre otros compañeros, maestros o miembros de la familia en línea. No sólo es de mala educación y de etiqueta pobre, sino que podría considerarse acoso cibernético, lo cual está penado por la ley. Mantenerse positivo hace una mejor experiencia de Facebook y ayuda a tu hijo a evitar el acoso en línea.

Tómate una pausa

Si tu hijo está seguro de lo que está bien y de lo que no está bien publicar en Facebook, recuérdale que cualquier cosa que publique en línea potencialmente puede ser visto por cualquier persona, incluso con la configuración de privacidad en su lugar, advierte Common Sense Media (Medio de Sentido Común). Pregúntale si querría que sus amigos, una potencial universidad, un potencial empleador o tú vean algunas de las cosas que él publica en línea y pídele que se pregunte eso antes de publicar algo en Facebook.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mariano abrach