Reglas para los proveedores de cuidado infantil

De acuerdo con el programa de encuestas de hogar sobre temas de educación del Centro Nacional de Estadísticas de la Educación (National Center for Education Statistics' National Household Education Surveys Program), aproximadamente 60 porciento de los niños en USA asistió a un lugar donde ofrecen cuidado infantil en 2005. De éstos niños, otro 60 porciento fue una guardería con un programa establecido. Debido al alto número de niños pequeños que todavía no tienen edad para asistir a la escuela y que pasan sus días en guarderías, los estados, el servicio social de la comunidad y los organismos de bienestar de la infancia crearon reglas para mantener a los niños seguros con programas licenciados. Además, la mayoría de los proveedores de estos servicios cuentan con sus propias reglas para su equipo de trabajo, los niños y las familias, que los padres pueden, y deben, entender.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Averigua si el centro proveedor de cuidado infantil para tu hijo es una guardería con licencia. En la mayoría de los estados, solamente los proveedores con licencia están sujetos a las reglas creadas por el gobierno o los organismos del bienestar infantil. Si la guardería no está licenciada, entonces no necesariamente sigue las reglas creadas por el estado o la localidad. Visita los sitios de Internet de los organismos locales o estatales para ver una lista de guarderías con licencia. Por ejemplo, el Departamento de familia y servicio protectores de Texas proporciona a los padres una lista guarderías del estado con licencia en línea.

  2. Pregunta en tu guardería por una lista de normas relativas a las licencias y requerimientos. Ya que estas guarderías deben de cumplir con estas políticas, deben tener una lista a la mano que proporciona una guía detallada de las reglas. Estas reglas varían dependiendo del estado o localidad, pero usualmente entran en las categorías como salud, seguridad y equipo de trabajo.

  3. Revisa las reglas en el sitio de Internet de la autoridad estatal o local que consesiona las licencias como otra opción. Investiga que organismos regulan las guarderías. Ve al sitio de Internet del organismo y busca un hipervínculo a las reglas específicas.

  4. Habla con el director o persona a cargo de la guardería de tu niño para obtener acceso a las políticas y reglas de su propio programa. Aunque la guardería esté licenciada debe tener sus propias reglas.

  5. Pregunta a tu proveedor de cuidado infantil como puedes ayudar, como padre de familia, a cumplir las reglas. Esto podría significar girar en la dirección correcta en cuanto a la salud y formas médicas de inmunización para tu niño, manteniéndolo en casa cuando se enferme, dándole un almuerzo sin nueces o vistiéndolo de manera adecuada a la estación del año (usando pantalones para la nieve, una parka, botas, gorro y guantes en el invierno).

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por anabel vazquez