Reglas para la perforación del ombligo

Las perforaciones del ombligo, referidas erróneamente como piercings en el ombligo tardan de seis meses a un año en sanar. Los padres que estén considerando dejar a sus hijos que se hagan esta perforación deben evaluar ese nivel de madurez en ellos. Una que carezca de motivación para limpiar su habitación, posiblemente no podrá limpiar una herida abierta diario durante un año, como lo es una perforación del ombligo. Se necesita el compromiso de los padres y del adolescente cuando se considera una perforación en el ombligo.

Anatomía

Debes tener la anatomía específica para hacerte una perforación en el ombligo. Los ombligos que se cierran o se guiñan al sentarse, no son candidatos para una perforación en el ombligo. La presión de la parte superior e inferior de la unión del ombligo al estar sentado causa irritación en la perforación y fuerza el movimiento de la joyería. Es peligroso perforar ombligos "para afuera" o herniados. Si ocurre una infección durante el proceso de curación, la infección puede viajar a los intestinos u otros órganos. También, los vasos sanguíneos son importantes en esta área y una perforación puede causar un sangrado excesivo. Los perforadores profesionales se niegan a perforar un ombligo "para afuera" por estas razones.

Límite de edad

Mientras que en algunos estados no hay límite de edad para perforarse, la mayoría de los perforadores profesionales se niegan a perforar a los menores. La mayoría de los estados requieren que un haya un padre presente y emita una identificación con fotografía del adolescente y su padre. Siendo un adolescente, el cuerpo aún está creciendo y la joyería de una perforación del ombligo migra en el cuerpo a medida que un adolescente crece en altura, dejándolo con una cicatriz permanente. Si el perforador sí hace perforaciones a menores, debe hacerse una consulta entre los adolescentes, los padres y el perforador antes de la misma. El perforador explica el cuidado posterior y los riesgos de la perforación. El padre debe decidir si el adolescente puede atender adecuadamente de la perforación del ombligo para evitar una infección. Los perforadores que notan inmadurez durante la consulta, como el que un adolescente no ponga atención sobre el cuidado posterior, puede negarse a hacer la perforación.

Cuidado posterior

La curación de una perforación en el ombligo requiere de lavar la perforación y la joyería en la ducha una vez al día con un jabón suave y agua tibia. Las manos, dedos y boca no pueden tocar la perforación durante el período de curación (o después de que se haya curado la misma) para evitar infecciones bacterianas. Evita usar ropa que toque la perforación del ombligo o la joya cuando te sientes o te levantes. En caso de usar pantimedias o de hacer deportes, coloca un parche ventilado sobre la perforación y fija un vendaje alrededor de tu torso para proteger la perforación. Nadar en lagos, océanos, piscinas y jacuzzis es imposible sin un vendaje en la perforación que sea resistente al agua. Sólo cambia la joyería del ombligo una vez que ya no haya inflamación en la perforación y de que la irritación sea mínima.

Más galerías de fotos



Escrito por maude coffey | Traducido por ana karen salgado beltrán