Reglas del arquero de Lacrosse

El arquero de un equipo de lacrosse tiene la responsabilidad de detener los disparos del equipo rival. Él es el responsable de mantener a la defensa actualizada en el juego mientras se despliega en el campo, ya que tiene la mejor vista general. El arquero también es una parte importante de la ofensiva, ya que necesita entregar la pelota en el mejor lugar luego de detenerla.

El palo

El arquero utiliza un palo distinto a los demás miembros del equipo. Su palo es de 10 a 12 pulgadas de ancho en lugar de 6,5 a 10 pulgadas de ancho. Los arqueros pueden mantener su palos en movimiento y dar indicios a la ofensiva, como sostener el palo en alto para hacer que un tiro bajo parezca una buena opción, según "Lacrosse: Technique and Tradition" de David G. Pietramala, Neil A. Grauer y Bob Scott.

Pliege de la valla

El arquero es el único autorizado a tocar la pelota con las manos cuando está dentro del arco. Él y sus delegados son los únicos jugadores permitidos dentro del arco o que pueden romper el plano del pliegue. El delegado puede entrar en el pliegue cuando hay un giro, la defensa tiene un control claro de la pelota y el arquero está fuera del pliegue. Cuando la pelota está perdida o vuelve a manos de los atacantes, el delegado debe dejar el pliegue inmediatamente.

Frenos

Siempre que un arquero hace una frenada y toma el control de la pelota, tiene cuatro segundos para salir del pliegue con ella o para pasarla. Ningún jugador puede tocar al arquero durante estos cuatro segundos. En el lacrosse juvenil, este marco de tiempo puede subir hasta 10 segundos.

Reingreso al pliegue

Si el arquero sale del pliegue del arco con la pelota, no puede volver a ingresar hasta que la pelota haya sido pasada o quitada por otro jugador.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por sebastian castro