Reglas de ciencia para los niños

Los proyectos científicos abren un mundo nuevo y fascinante para los niños. Pueden aprender mucho y participar con los experimentos que los ayudan a entender cómo funciona el mundo que los rodea. Es esencial, sin embargo, que las normas estén en su lugar para garantizar la seguridad cuando se trata de proyectos de ciencia con líquidos, calor, artículos frágiles o cortantes, sustancias desconocidas y combinaciones de ingredientes.

Equipo adecuado y ropa de seguridad

Cuando trabajes en proyectos de ciencia, asegúrate de que los niños usen el equipo de seguridad apropiado. Gafas, batas de laboratorio y guantes son sólo algunas de las prendas de seguridad que pueden ser necesarias. Un extintor de incendios y un botiquín de primeros auxilios deben estar siempre disponibles, así como una escoba y un recogedor de polvo para accidentes imprevistos. Siempre ata el cabello largo y asegúrate que los cordones estén firmemente atados. No se debe permitir sandalias, así como joyería colgante. Protege el área de trabajo con periódicos, trapos o manteles viejos.

Supervisión y comunicación

Los niños deben tener siempre un adulto presente cuando se trabaja en proyectos de ciencia. Deben pedir ayuda si es necesario y siempre hazles saber de inmediato cualquier derrame o rotura. Los adultos deben inspeccionar los ingredientes empleados para asegurarse de que son seguros y que no se combinen accidentalmente con otros ingredientes que los puedan hacer peligrosos. Prohíbe mascotas, hermanos pequeños e invitados de la zona. Los adultos deben asegurarse de que los niños sean conscientes de las salidas disponibles para ellos en el caso de un incendio o explosión.

Conducta

Los jóvenes científicos deben saber cómo comportarse en el área de trabajo del proyecto científico. Correr, payasadas y distracciones tales como los teléfonos celulares y los juegos no se deben permitir, ya que este comportamiento puede provocar accidentes que pueden causar lesiones o daños a la propiedad. Los niños deben trabajar en parejas siempre que sea posible y siempre pide permiso antes de iniciar cualquier nuevo emprendimiento. Lávate las manos antes y después de cada sesión. Asesora a los niños en contra de tocarse la cara, los ojos o la boca con las manos mientras se trabaja con cualquier tipo de producto químico. Nunca permitas alimentos y bebidas en las áreas de trabajo, ya que pueden contaminarse.

Limpieza y eliminación de sustancias

Los niños deben comprender que estos proyectos son como cocinar. La limpieza es una necesidad y no para dejar que otros la hagan. Frota o lava profundamente el equipo, tales como vasos, microscopios, tubos de ensayo y escalas, y vuelve a ponerlos en su lugar apropiado. Los adultos también deben instruir a los niños sobre la manera de deshacerse de los ingredientes, ya que algunos pueden dañar la cocina común o superficies del baño, tuberías u otros sistemas de plomería.

Más galerías de fotos



Escrito por sheryl faber | Traducido por roberto garcia de quevedo