Reglas para ser una buena madrastra

Las familias mixtas se forman luego de un divorcio o un fallecimiento y conforman una nueva familia con padres e hijos que intentan que la nueva dinámica familiar funcione. Con el aumento de los nuevos casamientos vino aparejada una explosión en la cantidad de padrastros e hijastros. De hecho, el Census Bureau informó que a partir del 2009, 5.6 millones de niños viven en una casa con un padrastro. Las reglas para ser madrastra se basan mayormente en el sentido común.

Avanza lentamente

Las familias mixtas sacadas de los libros de cuentos se logran de a poco, aconseja Nancy Recker, profesora adjunta de ciencias de la familia y del consumidor en la Universidad de Ohio. La combinación y el engranaje de los niños en una nueva familia debe ser un proceso lento. Oblígate a respirar profundo y permitirles a los niños que se acostumbren a su propia manera. Para que haya conexión y amor se necesita tiempo. Presionar a los niños de manera impaciente puede hacer que se cierren y puede destruir cualquier tipo de progreso que hayan hecho.

Respeto

Un factor fundamental a recordar es que tú no eres la madre. Si intentas tomar el mando o sustituirla casi seguro fracasarás y recibirás reacciones de enojo de parte de los niños si están a la defensiva de su madre que no está presente físicamente en la casa. Demuestra que la respetas al no intentar sustituirla. En vez de intentar adoptar el papel de madre, intenta empezar como amiga, sugieren Sharon Leigh y Maridith Jackson, asistentes del programa de extensión de la Universidad de Missouri.

Comunícate

La comunicación será la base sobre la cual construirás tu nueva familia. Establece reuniones familiares regulares donde todos puedan sentirse confiados para hablar sobre sentimientos y pensamientos acerca de la vida familiar. Fomenta la sinceridad, pero diles a los niños que hablen de buen modo y con respeto cuando se dirijan a los adultos. Invítalos a pensar en un nombre alternativo para ti que preserve el lugar especial que tiene su mamá biológica; tu nombre de pila puede ser lo ideal.

Sé justa

Recuerda, los niños tienen muy desarrollada su percepción sobre lo que es justo. Si tus hijos biológicos viven en la misma casa, deberás ser justa al tratar y encargarte de ellos. La Oregon State University Extension afirma que los hijastros pueden prestar atención y preguntarse si favorecerás a tus hijos por sobre ellos. Aún si no existe la misma conexión y vínculo con tus hijastros, sé justa al disciplinarlos para asegurarte de que no empiecen a tener sentimientos negativos hacia tus hijos.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por noelia menéndez