Reglas para un batazo de foul que cae

Cuando un jugador deja caer un elevado en terreno de foul se crea angustia en el equipo, sobre todo para el lanzador, quién acaba de presenciar cómo un out se le escapa de las manos. También significa que el bateador cobra nueva vida, quién se siente, por lo general, aliviado porque las deidades del diamante le han sonreído y le han brindado una nueva oportunidad de tener otro lanzamiento y poder conectar un imparable. Si bien, la mayoría de los fouls que caen son decisiones obvias para los árbitros, hay algunas instancias en la que un batazo puede caer en el terreno de juego y ser considerado foul, mientras que puede haber batazos que pican en terreno de foul y se consideran bola viva.

Foul tip que el cátcher no puede controlar

Cuando un bateador tiene dos strikes, abanica y conecta ligeramente con la pelota, es posible que la bola no cambie de dirección y vaya a la manopla del cátcher. Si el cátcher controla la bola y la captura, el resultado es el tercer strike. Si la bola cae, el resultado es foul y el bateador continúa con su turno. Si el cátcher no captura la bola, el resultado es un error. Poder capturar un foul tip depende mucho de la posición del guante del receptor. Si la bola pega en el lugar correcto, por lo general se queda en la manopla. Pero si no, se cae. La reacción física del cátcher tiene poco que ver con su habilidad para capturar el foul tip.

Elevado de foul que cae.

Si un jugador, ya sea de cuadro, en los jardines o el propio cátcher, deja caer un elevado, el resultado es simplemente un strike. El bateador continúa con su turno y tiene, por lo menos, una oportunidad más. En la mayoría de los casos, el jugador obtendrá un error por dejar caer la bola. Sin embargo, la decisión final la toma el anotador oficial del juego. Si un pelotero recorre, digamos 40 yardas, antes de apenas dejar caer la pelota con la punta de su guante, lo más probable es que no se considere error. Un cátcher normalmente no recibe errores si no alcanza un batazo después de deslizarse sobre su estómago. Estos son ejemplos de decisiones que toma el anotador oficial del juego.

Un elevado que cae en territorio de juego puede ser considerado foul. Si el jardinero derecho, por ejemplo, corre para atrapar un elevado justo fuera de la línea de foul, y la pelota toca su manopla y cae en territorio de juego, la jugada se considera foul. Si el árbitro más cercano a la jugada considera que el jugador tocó la pelota cuando estaba en territorio de foul, se considera foul. Por el contrario, si el jugador estaba en territorio de juego cuando la bola se sale de su guante y cae en territorio de foul, el árbitro debe decidir que la pelota está en juego.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por ricardo frot