Reglas para el arquero de fútbol

Como arquero de fútbol, debes cumplir con la mayor parte de las mismas reglas fundamentales que el resto de los jugadores. Hay ciertas reglas que se aplican sólo a los arqueros, la mayoría de los cuales se relacionan con el hecho de que eres capaz de manejar la pelota dentro del área de penal con las manos, mientras que el resto de los jugadores no. También debes cumplir con ciertas normas de equipo si el equipo o liga en la que estás jugando se encuentra bajo la reglamentación de la FIFA.

Equipamiento

De acuerdo con las reglas de juego de la FIFA, un portero debe llevar un uniforme de color diferente que se distinga al resto de su equipo, así como también del equipo contrario y de los árbitros. Al igual que los jugadores de campo, los porteros deben llevar medias apropiadas, espinilleras y zapatos de fútbol. No se permiten las joyas.

Manejo del balón

Como arquero, se te permite manejar el balón dentro de tu área penal. Puedes tomar cualquier pelota que se dispare, cabecee o sea pasada por el equipo contrario dentro de esta área. También puedes manejar el balón después de que haya tocado a uno de tus compañeros de equipo, siempre y cuando la pelota no haya sido pasada en forma deliberada hacia ti. En algunos casos, no está claro si se pasa la pelota, momento en el que el árbitro cobra una infracción. Si un compañero de equipo te pasa la pelota, debes picar el balón primero y luego hacerte con el control. Sólo a partir de entonces puedes tomar la pelota. No puedes tomar la pelota cuando proviene de un saque de banda de un compañero, pero si la pelota es cabeceada por tu compañero, puedes. Puedes distribuir la pelota en juego después de tomar el control luego de un disparo o una patada. Si lanzas la pelota y se queda en el área de penal, no puedes tomar el balón de nuevo con las manos. Tienes seis segundos para pasar el balón desde el momento en que recuperas el control. Si deliberadamente te tomas más tiempo, es posible que recibas una advertencia verbal del árbitro y una amonestación con tarjeta amarilla por infracciones subsiguientes.

Saques de meta

Cuando el balón es pateado fuera de los límites más allá de la línea de gol por el equipo contrario, un saque de meta es otorgado a tu equipo. En general, el portero toma el saque de meta, pero no está obligado a hacerlo. Si realizas el saque de meta, puedes colocar la pelota en cualquier lugar a lo largo de la línea del área chica de 6 yardas (5,4 m), el área chica es el interior del área de penal. Una vez que la pelota es pateada, si por casualidad queda dentro del área penal, no puedes tomarla nuevamente con las manos.

Faltas

Aunque los arqueros reciben un poco más de margen de maniobra por los árbitros cuando están defendiendo, un arquero puede cometer una falta al igual que los jugadores de campo. Si impides intencionalmente a un atacante que se mueva sobre el terreno de juego, ya sea por tropezar, empujar o tirar de su camiseta, un árbitro puede cobrar una infracción. Si la falta ocurre dentro del área de penal, puedes recibir una tarjeta amarilla o roja, dependiendo de la gravedad de la infracción. Si una falta es concebida dentro del área penal, un tiro penal al equipo contrario será otorgado.

Jugadas de campo

A los porteros se les permite salir de su área y participar en el juego de campo. Una vez que salgan de su área, ya no se les permite manejar la pelota con las manos. Ciertas situaciones de juego se prestan para que el arquero salga de su área. Esto es común durante las situaciones de juego cuando se necesita un gol para empatar o ganar el juego. Tu podrías salir de tu área para sumar un jugador más al resto de tu equipo, en el área contraria durante un saque de esquina.

Penales

Debes permanecer en la línea de meta entre los postes del arco antes de que se patee el balón durante un tiro penal. Una vez que la pelota haya sido pateada, puedes mover tu cuerpo hacia adelante en un esfuerzo por reducir el ángulo de disparo. Como arquero, también puedes lanzar tiros penales si se le otorga a tu equipo.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por franco castro