Reglas para las abuelas

Para muchos nietos, su abuela es una constante fuente de conocimiento y benevolencia, e interminables abrazos, besos y pequeños regalos. Desafortunadamente, lo que una abuela percibe como "ayuda" a veces puede ser entrometido desde el punto de vista de los padres. Siéntate con la abuela de tus hijos y ten una conversación honesta y abierta sobre tus expectativas y límites en lo que se refiere a su papel de cuidar a los niños.

Reglas para dar regalos

Antes de que la abuela de tus hijos empiece a llenarlos de espléndidos e interminables regalos, establece algunas reglas en lo que se refiere a dar presentes o dinero. Si has comenzado un sistema de recompensas o dinero semanal, dile a la abuela que los regalos solo se dan si el niño se los ha ganado. Por ejemplo, hazle saber a la abuela que es aceptable dar un pequeño regalo o dinero como premio a una excelente boleta de calificaciones, ayudar en casa o llevarse bien con los hermanos. Los regalos de cumpleaños u otras ocasiones especiales son aceptables, pero si no te sientes cómodo con los regalos caros o grandes sumas de dinero, expresa tu preocupación.

Visitar a los nietos

La vida diaria con niños es bastante agitada por si sola sin visitas constantes y sin avisar. Crea límites con la abuela de tus hijos estableciendo un simple sistema cuando se trate de visitas. Primero, hazle saber que las visitas sin avisar no están bien. Al menos, pídele que te llame con 30 minutos o una hora de anticipación antes de que venga a casa. Asegúrale que siempre será bienvenida, sólo aclara que no es aceptable que llegue de visita cuando lo desee. Establecer visitas regularmente ayuda a mantener la rutina del niño al mismo tiempo que a ella se le da algo que esperar. Por ejemplo, considera apartar cada tarde del domingo para permitir a los niños pasar tiempo con su abuela. Ayúdala a organizar una actividad familiar o apártate y deja que la abuela y los niños hagan vínculos por ellos mismos.

Reglas sobre cuidar a los niños

Cuando se trate de visitar la casa de la abuela, aclara a los niños que ciertas reglas siguen aplicando. Por ejemplo, hazle saber a la abuela que los niños deben respetar su casa y su espacio, y no debe sentirse intimidada o culpable si necesita reforzar las reglas o castigar a los niños. En cuanto a los castigos, explícale a la abuela como castigarlos conforme a tus reglas de acuerdo a su edad. Por ejemplo, un tiempo fuera es un castigo aceptable para un niño de 3 años. La pérdida de privilegios, como el acceso al internet o a la televisión, es más aceptable para un niño más grande o un adolescente. El psicólogo y autor Dr. Paul Coleman insta a los padres a dejar que la abuela consienta a los niños también. Por ejemplo, hazle saber a la abuela que está bien que los niños se queden despiertos una hora más o puedan comer una bola más de helado después de la cena.

Estilo de crianza de la abuela

Algunas recomendaciones y prácticas sobre la crianza de los niños han cambiado dramáticamente en los últimos años, y la abuela podría estar un poco atrasada. En lo que respecta a la seguridad y bienestar de tus hijos, no dudes en actualizar a la abuela compartiendo consejos útiles y sugerencias. Por ejemplo, la American Academy of Pediatrics recomienda poner a los bebés en posición dorsal en lugar de en su estómago. La APP también incita a los cuidadores a evitar dormir con el bebé o poner un objeto suave dentro de su cuna, incluyendo cobijitas o juguetes de peluche. Si el niño se pone enfermo, dile a la abuela que llame al pediatra o a ti antes de administrarle remedios caseros.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por lou merino