Cómo registrar la distancia que recorres durante tu entrenamiento

Llevar un control de la distancia que recorres puede ser útil para determinar cuánto has entrenado, las calorías que has quemado y el progreso de tu rendimiento. Existen muchas formas de controlar tu millaje. El método que elijas puede depender del equipo que tengas a la mano o de tu preferencia.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Un gadget para corredores
  • Un smartphone y un app
  • Un sitio web de mapas

Instrucciones

    Utilliza la tecnología

  1. Compra un gadget. Si te interesa seriamente la distancia que recorres y deseas llevar un seguimiento minucioso que incluya tu ritmo o la elevación en puntos específicos de tu entrenamiento, utilizar la tecnología puede ser tu mejor opción. Si bien los gadgets para corredores y los de fitness varían en precio, facilidad de uso y confiabilidad, existen muchas opciones disponibles entre las que se encuentran relojes, brazaletes y clips. Algunos gadgets incluyen GPS, mientras que otros utilizan podómetros o acelerómetros para llevar un control de los pasos o del movimiento. Si quieres datos más exactos, entonces es probable que tengas que gastar más. Lee los comentarios sobre los productos antes de comprar un gadget para controlar tu nivel de entrenamiento.

  2. Utiliza una aplicación. Existen muchas aplicaciones para smartphone destinadas a los corredores. La mayoría de estos apps tienen una versión gratuita y una mejorada que no cuesta mucho. Si deseas la distancia que recorriste y tu ritmo promedio, normalmente la versión gratuita es suficiente. Sin embargo, si deseas realizar un seguimiento de tu millaje mientras corres, entonces necesitas un teléfono con servicio de GPS para seguir tu ruta. Normalmente estas aplicaciones tienen opciones como notificaciones verbales para el ritmo y la distancia promedio de tu recorrido y pueden ser útiles cuando tu ruta no está del todo planeada.

  3. Marca tu recorrido en un mapa. Al llegar a casa, enciende la computadora y abre tu sitio favorito de mapas. Existen sitios web interactivos que te permiten trazar tu ruta y además pueden proporcionarte datos sobre tu entrenamiento. Muchas de las aplicaciones disponibles para los smartphones tienen una opción disponible para visitar su sitio web. Esto es especialmente útil si no tienes un smartphone.

    Házlo a la antigua

  1. Visita una pista local. Aunque tu recorrido no sea tan pintoresco, las distancias ya están medidas y trazadas. Simplemente anota el número de vueltas que has dado para calcular la distancia total. Por lo regular, una pista al aire libre es un óvalo de 400 metros y por lo tanto, cuatro vueltas equivalen a una milla. Verifica las señalizaciones o marcas de carril para estar seguro.

  2. Recorre la misma distancia en auto. Esto toma un poco de tiempo de preparación, pero puede ayudarte a planear tu ruta con anticipación. Ajusta el odómetro de tu coche en ceros y anota el millaje de tu recorrido.

  3. Prueba con un sendero marcado. Si vives cerca de una pista para bicicleta o de usos múltiples, es probable que el camino tenga marcas de millaje. Si no comienzas al principio de la ruta, anota la milla más cercana en la que empezaste y haz los cálculos necesarios para determinar la distancia final.

Más galerías de fotos



Escrito por christine st. laurent | Traducido por josué miraflores m