Cómo usar el refuerzo positivo cuando los niños se portan mal

Los padres a menudo utilizan el refuerzo positivo cuando encuentran a su hijo haciendo algo bueno. Se dan cuenta de un comportamiento favorable y hacen un comentario positivo para el niño. El niño, que quiere agradar a los padres, es validado y se esfuerza por repetir el comportamiento. El uso de esta técnica de manejo de la conducta cuando tu hijo se porta mal también tiene sus beneficios. Cuanto más la aplicas, más eficaz será para tu hijo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Ponte en una posición cara a cara con tu hijo en el momento que notas la mala conducta. Haz contacto visual con él y mantenlo durante la interacción.

  2. Comienza tu corrección con un comentario positivo para ayudar a tu hijo a responder favorablemente. Por ejemplo, si tu hijo reproduce su música demasiado alto en varias ocasiones, dile, "Johnny, tienes muy buen gusto en música. Realmente me gusta esa canción pero está muy alta. Por favor baja el volumen ahora".

  3. Reconoce la opinión o el deseo de tu hijo pero sé firme al establecer límites. Además, explícale a tu hijo cómo puede cumplir aunque sea parcialmente su deseo. Por ejemplo, si tienes un niño que quiere seguir jugando un juego en vez de ir a la mesa para comer, dile, "Sé que lo estás pasando bien en el juego pero es hora de comer. Por favor ven a la mesa ahora y puedes terminar el juego después de comer".

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia measom | Traducido por sofía bottinelli