Refresco de dieta y cetosis

Para estar en cetosis, un estado en el cual tu cuerpo se apoya en su propia grasa, en lugar de los carbohidratos, es necesario seguir una dieta muy baja en estos últimos. Las dietas cetogénicas han sido utilizadas durante décadas para controlar la epilepsia y promover la pérdida de grasa. La cetosis no es peligrosa, a diferencia de la cetoacidosis, una condición médica potencialmente mortal que puede afectar a los diabéticos incontrolados del tipo 1, pero debes consultar a tu médico antes de comenzar una dieta cetogénica para asegurar que sea segura para ti. Las bebidas altas en carbohidratos, tales como los refrescos regulares, los ponches de frutas y los jugos, pueden sacarte de la cetosis, pero los refrescos dietéticos son compatibles con una dieta cetogénica.

Cetosis y carbohidratos

Es necesaria una ingesta de carbohidratos por debajo de los 50 g para inducir a un estado de cetosis. Los carbohidratos son dominantes en la dieta estadounidense estándar, con un promedio de entre 200 y más de 300 gramos al día. Los carbohidratos no sólo se encuentran en los alimentos y las bebidas azucaradas, como los refrescos, los dulces y los postres, sino también en los alimentos con almidón, como el pan, el arroz, la pasta, las galletas, las pizzas y las patatas. Por ejemplo, una lata de refresco regular contiene aproximadamente 40 g de carbohidratos y puede comprometer fácilmente tu dieta cetogénica.

Refrescos de dieta y cetosis

Los refrescos de dieta están completamente libres de carbohidratos y obtienen su sabor dulce de los sustitutos del azúcar. Sustituir tu refresco regular por uno de dieta puede ayudar a reducir tu consumo de carbohidratos lo suficiente como para alcanzar el rango de carbohidratos que te ayudarán a permanecer en cetosis. Sin embargo, aún debes monitorear cuidadosamente tu consumo de carbohidratos todos los días para mantenerte por debajo de los 50 gramos al día si quieres que tu dieta cetogénica sea eficaz. Las varas cetónicas que puedes encontrar en la farmacia también pueden ayudar a determinar si tu dieta es eficaz para mantenerte en un estado de cetosis.

Otras bebidas amigables con la cetosis

Los refrescos de dieta son una buena opción para satisfacer tu gusto por lo dulce sin añadir demasiados carbohidratos, pero hay otras maneras de saciar tu sed mientras te encuentres en cetosis. Por ejemplo, puedes beber agua potable, mezclas de bebidas comerciales sin azúcar, caldos magros, café sin azúcar, tés de hierbas o té helado hecho en casa sin azúcar. También puedes añadir un chorrito de jugo de lima o de limón a cualquier tipo de agua para agregar sabor sin añadir carbohidratos.

Gusto por lo dulce

Aunque los refrescos de dieta no interferirán con la cetosis y pueden ayudar a mantener bajo tu consumo de carbohidratos, pueden afirmar tu gusto por lo dulce y tu deseo de comer o beber cosas dulces. Mantener tu consumo de carbohidratos por debajo de los 50 gramos al día no es fácil y puede causar antojo de dulces y carbohidratos, especialmente al comienzo de una dieta cetogénica. Conservar los refrescos dietéticos y los alimentos y bebidas endulzados artificialmente en tu dieta cetogénica en realidad puede afirmar tu gusto por lo dulce y provocar antojos de dulces, haciendo más difícil que puedas apegarte a tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por josé antonio palafox