Cómo refrescar los ojos secos

La sequedad en los ojos a menudo es causada por una falta de lágrimas, o lágrimas que se secan muy rápido como para lubricar los ojos de manera eficiente. Cuando sufres de resequedad en los ojos, podrías sentir la vista cansada y arenosa, o experimentar picazón y dolor. Si bien tu médico o el oftalmólogo pueden recetarte gotas medicinales para ayudarte a aumentar la producción de lágrimas, es posible que desees explorar algunas de las otras formas para refrescar tus ojos secos naturalmente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Lágrimas artificiales
  • Humidificador

Instrucciones

  1. Lleva siempre contigo lágrimas artificiales para usar cuando las necesites.

    Lleva una botella de gotas para los ojos, llamadas lágrimas artificiales, contigo en todo momento. Las lágrimas artificiales pueden ayudarte a agregar la lubricación de los ojos cuando lo necesitas para sentirte renovado. Para aplicarlas, inclina la cabeza hacia atrás y coloca una gota cerca del conducto lagrimal en cada ojo. Abre y cierra tus ojos varias veces para distribuir uniformemente las lágrimas y aliviar la picazón o sensación de picadura común en las personas con ojos secos.

  2. Un humidificador te ayudará a aliviar los síntomas de resequedad en los ojos.

    Instala un humidificador en la habitación en que te encuentras con más frecuencia. Si sufres de resequedad en los ojos, mientras estás en la oficina o en tu casa, un humidificador puede ayudarte a humedecer el aire para disminuir la severidad de los ojos secos. Si vives en un clima seco, es más probable que necesites un humidificador para ayudarte a combatir los síntomas de esta condición.

  3. Parpadea y descansa tus ojos con frecuencia durante todo el día.

    Parpadea y descansa tus ojos con frecuencia durante todo el día. Una técnica que puede ayudarte a descansar los ojos es conocida como como "palmadas". Descansa los codos sobre una superficie plana, como un escritorio. Coloca las palmas sobre los ojos y presiona suavemente, dejando fuera toda la luz. Deja tus palmas sobre los ojos durante unos 30 segundos antes de retirarlas. Parpadea varias veces, y tus ojos se sentirán frescos y húmedos.

  4. Ciertos medicamentos pueden causar la resequedad en los ojos.

    Pregunta a tu médico o farmacéutico acerca de cualquier medicamento que puedas estar tomando. Ciertos medicamentos pueden secar los ojos. Si tu medicamento está causando un problema, tu médico podría sugerirte uno diferente. Una vez que cambies, deberías notar una mejoría inmediata en la resequedad de tus ojos.

  5. Programa una cita con tu oftalmólogo si los cambios de estilo de vida no parecen solucionar tus problemas de ojo seco. Se pueden realizar procedimientos para colocar silicona o tapones de tipo gel, en los conductos lagrimales donde las lágrimas tienden a drenar, afirma la Asociación Americana de Optometría. Esto puede ayudarte a conservar las lágrimas para una solución a largo plazo a tus problemas de ojo seco.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por maría florencia lavorato