Reflujo ácido con tomates

Aproximadamente 25 millones de adultos sufren acidez diariamente, según la página web Acid Reflux Treatment. La acidez es un síntoma común del reflujo ácido y es experimentado por las personas por diversas razones. Acid Reflux Treatments también afirma que uno de cada 14 estadounidenses sufre reflujo ácido, también denominado GERD. Aunque el reflujo ácido es una condición incómoda, existen muchos tratamientos disponibles para aliviarlo.

¿Qué es el reflujo ácido?

El reflujo ácido se presenta cuando los ácidos y contenidos del estómago retroceden hasta el esófago y la boca. El esófago funciona como tubo que se extiende desde la boca hasta el estómago. Al final de este tubo, existe una banda de músculos denominado esfínter esofágico inferior (EEI). Esta banda de músculos se endurece después de una comida para mantener los alimentos y contenidos en el estómago. Cuando estos músculos se aflojan prematuramente, los alimentos y ácidos pueden regresar al esófago. Cuando ocurren diversos episodios de reflujo ácido, se conoce como reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés).

Tomates y reflujo ácido

El reflujo ácido puede presentarse debido a diversos factores externos, como acostarse demasiado pronto después de comer, utilizar ropa ajustada y tener sobrepeso. El reflujo ácido también puede surgir debido al consumo de alimentos picantes, frutas cítricas, chocolate y tomates. Los tomates pueden causar reflujo ácido debido a su composición ácida. Aunque los tomates son alcalinos, contienen ácido cítrico, ácido málico y cantidades ínfimas de ácido oxálico. Las personas que tienen reflujo ácido provocado por estos ácidos pueden tener reflujo ácido debido al consumo de tomates, sus derivados o debido al consumo de jugo de tomate.

Síntomas

Los síntomas del reflujo ácido incluyen una sensación de ardor en el pecho y abdomen, acidez, tos, jadeo, problemas al tragar, hipo, garganta irritada, regurgitación de alimentos, sensación de que el alimento está atrapado detrás del esternón y nauseas después de comer.

Tratamientos

Para aliviar el reflujo ácido causado por los tomates se recomienda intentar evitar los alimentos a base de tomate. Entre estos se incluye la salsa de espagueti, salsa de pizza, lasaña, kétchup, jugo V8 o sopa minestrone. Para las personas que no pueden evitar consumir estos alimentos, el reflujo ácido puede aliviarse con antiácidos de venta libre. Los antiácidos neutralizan el ácido en el estómago y dan origen a un alivio temporal. Algunas personas pueden prescribir bloqueadores H2 como Pepsid, Tagmet, Zantac o Axid para detener la producción de ácido.

Complicaciones

Los episodios continuos de reflujo ácido sin tratar pueden causar esófago de Barrett, esófago precanceroso, que puede causar cáncer de esófago, tos crónica, úlcera esofágica y estrechamiento esofágico debido a las cicatrices.

Más galerías de fotos



Escrito por april khan | Traducido por silvina ramos