Reflejos tendinosos profundos normales

Los reflejos tendinosos profundos son contracciones musculares involuntarias provocadas por el estiramiento de músculos tras el golpe suave del tendón que conecta éstos al hueso. La sensación de estiramiento se transmite por los nervios musculares a la médula espinal. Ésto desencadena una señal inmediata desde la médula espinal hacia el músculo para que éste se contraiga de forma rápida y breve. Los reflejos espinales puros no involucran al cerebro pueden ser utilizados para medir el funcionamiento adecuado de partes específicas de la médula espinal. Los reflejos de contracción de clasifican como ausentes o 0; normales, que van de 1 a 3; hiperactivos, o 4; y espasmódicos, evaluados con un 5. Los reflejos osteotendinosos derechos e izquierdos deben ser iguales entre ellos.

Reflejo bicipital

El músculo bíceps es el principal responsable de que puedas doblar tu codo y acercar tu mano al hombro. La forma en que tu médico revisará el reflejo bicipital es pidiéndote que te sientes en una posición relajada, con tus brazos descansando sobre tus muslos. Después colocará uno de sus pulgares en el tendón que se encuentra en la parte interna de tu codo y lo golpeará suavemente con un martillo de hule. El reflejo normal consiste en una única contracción que elevará parcialmente tu antebrazo del muslo. El reflejo bicipital evalúa la médula espinal, específicamente los nervios que se encuentran a nivel medio del cuello.

Reflejo tricipital

El tríceps estira tu codo cuando se encuentra doblado, en forma de un tirón o sacudida. Tu doctor te pedirá que coloques tu brazo al lado de tu cuerpo y después dobles el codo, apuntando los dedos al piso. Él sostendrá tu codo con una mano y colocará su pulgar sobre el tendón que se encuentra en la parte de atrás de tu codo. El impacto del martillo ocasionará que tu brazo y mano se estiren. El reflejo tricipital evalúa la médula espinal y los nervios en la parte baja del cuello.

Reflejo patelar

La patela es tu rodilla, y se encuentra sobre un tendón que recorre desde la parte delantera de tu muslo hacia la espinilla. Cuando el tendón es golpeado debajo de la rodilla, los músculos de tu muslo se contraen y producen un movimiento de patada. El reflejo patelar evalúa la médula espinal y los nervios de la espalda baja. Ha permitido acuñar el término coloquial de "dar un rodillazo", para referirse a este acto involuntario.

Reflejo aquiliano

El tendón de Aquiles conecta la pantorrilla al talón, produciendo un movimiento similar al de presionar el acelerador de un automóvil. Para evaluar el reflejo aquiliano, tu médico te pedirá que te arrodilles en una silla, viendo hacia su respaldo. Después presionará gentilmente tu pie hacia tu espinilla y golpeará el tendón de Aquiles. El reflejo aquiliano evalúa la médula espinal y los nervios de la parte más baja de la espalda.

Causas de reflejos tendinosos profundos anormales

Una ausencia de reflejos tendinosos profundos refleja daño a los nervios musculares o a una parte de la médula espinal -- o a ambos. Algunas causas de esto incluyen diabetes, deficiencias vitamínicas, toxinas como el plomo y falla renal. Reflejos espasmódicos o hiperactivos se ocasionan por daño sobre el nivel medular que inerva al músculo en cuestión. Posibles causas de ésto son trauma, accidentes vasculares cerebrales y síndrome post-poliomielitis.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por karly silva