Cómo reencordar un arco largo

Una cuerda de arco resistente y sin daños es vital para la seguridad y el desempeño de tu arco largo. Con el tiempo, la cuerda se deshilachará y sus cerdas se estirarán y romperán, reduciendo la habilidad de impulsar las flechas de forma segura. Cuando notes que tu cuerda presenta daños, debes reemplazarla antes de que se rompa y provoque daño a tu arco o a tu cuerpo.

Determinar el largo de la cuerda

Puedes medir una cuerda instalada o puedes medir un arco sin cuerda. De forma alternativa, puedes buscar tu arco en la Organización de Fabricantes y Mercaderes de Estados Unidos para hallar la medida. Con el tiempo, la medida AMO, impresa o grabada en el arco, se volverá difícil de leer, o puede que el número impreso no concuerde con el largo correcto de las cuerdas. Cuando esto ocurra, deberás medir el largo de las cuerdas con cinta métrica. Si mides una cuerda instalada, mide la distancia desde el exterior del nudo superior hasta el exterior del nudo inferior. Si no hay cuerda, mide con la ayuda de una cinta métrica la distancia entre las ranuras para la cuerda, ubicadas en el extremo de cada brazo del arco y luego resta tres pulgadas (7,5 cm) de esta medición para obtener la medida AMO.

El encordador de arcos

Un encordador de arcos es un dispositivo sencillo que consiste en dos bolsas de tamaños distintos conectadas mediante una cuerda de arco. Las bolsas se colocan por sobre los extremos de los brazos del arco y debes pararte sobre la cuerda y levantar el arco para retirar un poco de la presión que recae sobre la cuerda. La cuerda del arco luego es colocada por sobre las ranuras de los extremos del arco. Una vez hayas hecho esto debes descomprimir lentamente el arco liberando poco a poco la cuerda del encordador.

El método de giro

El método de giro no requiere equipo adicional para retirar o instalar una cuerda de arco, pero debe realizarse con cuidado para evitar dañar los brazos del arco. Para utilizar este método, desliza tu pierna izquierda entre la sección central del arco y la cuerda. Ata el brazo inferior a tu pie derecho y empuja el brazo superior lejos de tu cuerpo, usando tu mano izquierda. Esto comprimirá el arco, liberando la tensión de la cuerda. Luego debes deslizar el nudo superior de la cuerda del arco del brazo superior y retirar la cuerda. Instala una nueva cuerda utilizando el mismo procedimiento, pero asegúrate de primero enganchar la cuerda al brazo inferior.

Utilizar un encordador

Ata un pequeño lazo en la cuerda, en el brazo superior del arco largo. Ata el lazo más grande de la cuerda del arco por sobre la ranura del brazo inferior. Empuja la bolsa más grande del encordador por sobre el brazo inferior del arco y el lazo. Pasa la bolsa más pequeña por sobre el extremo del miembro superior. Sostén el arco de forma paralela al piso a medida que te pares sobre la cuerda del encordador. Jala del arco, alejándolo del suelo, mientras te paras sobre la cuerda del dispositivo, y luego desliza el pequeño nudo de la cuerda sobre la ranura del brazo superior del arco. Libera lentamente el encordador y coloca tensión sobre la cuerda.

Más galerías de fotos



Escrito por lynda schwartz | Traducido por andrés marino ruiz