¿Cómo reemplazar la palanca de cambios en una bicicleta?

Los cambios de bicicletas te permiten controlar los engranajes de una bicicleta de varias velocidades. Por lo general, está situado en el manillar, las palancas de cambio se conectan con desviadores a través de un cable de alambre. Empujando o tirando de las palancas de cambios para mover el cable y hacer que el desviador empuje la cadena a una velocidad diferente. Hay varios tipos de palancas de cambio, pero todas ellas trabajan con este mismo principio. Aunque duran bastante, las palancas se desgastan. Cambiarlas no es difícil si te sientes cómodo con herramientas manuales básicas y conceptos mecánicos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Quita el agarre que está en el mismo lado del manubrio como la palanca de cambios que estás reemplazando. Usando un cuchillo de mantequilla, levanta la empuñadura del manillar y vierte aguas debajo de la misma. Periódicamente gira la empuñadura como lo vienes haciendo hasta que seas capaz de quitarla del manubrio.

  2. Cambia la cadena a los engranajes delanteros más pequeños o menos cambios para que haya un mínimo de tensión en el cable de la palanca de cambios que está siendo reemplazado. Desmonta el cable del desviador delantero o trasero con la llave hexagonal adecuada; si estás instalado, también elimina el pequeño engarce en el extremo del alambre. Dependiendo del tipo de palanca que tienes, puede que tengas que desatornillar una pequeña carcasa en el cuerpo de la palanca de cambios y/o empujar las palancas de cambios en la posición apropiada con el fin de acceder al otro extremo del cable que está dentro de la misma. Una vez que hayas ubicado el extremo del cable, deberías ser capaz de empujar el cable de nuevo a través del cuerpo de la palanca de cambios hasta que puedas tomar un pedazo del mismo. Retira con cuidado todo el cable de la bicicleta. Usando la llave hexagonal del tamaño apropiado, quita la palanca de cambios y retírala del manubrio. Si tienes palancas de freno que son independientes de las palancas de cambio, es posible que también tengas que quitar la palanca del freno con el fin de quitar la palanca de cambios.

  3. Desliza la nueva palanca de cambios en el manubrio y aprieta el perno. Pasa el nuevo cable de la palanca a través de la misma y que salga a través de su cuerpo ajustador. Con cuidado de no atraparlo y deshilachar el cable, vuélvelo hacia atrás de nuevo en las fundas de los cables hacia el desviador. Estira el cable en la abrazadera del desviador, tira para que se ajuste y aprieta el tornillo con la llave hexagonal. Reemplaza el engarzado en el extremo del cable y gotea una pequeña cantidad de lubricante para bicicleta en el cable donde entra en las carcasas para ayudar al cambio. Intenta cambiar el desviador de cambios a través de tu ciclo completo de engranajes. Si cambia suavemente a través de todas las marchas, no es necesario ajustarlo más. Sin embargo, lo más probable es que tendrás que ajustar la tensión del cable de manera que se desplace correctamente. En lugar de continuamente desatornillar el cable en el desviador, gira el pequeño tensor situado en la salida del cable de la palanca de cambios para apretar o aflojar el mismo. Gira un cuarto de vuelta cada vez hasta que tus marchas cambien suavemente.

  4. Vuelve a instalar las manivelas de frenos si es necesario. Para volver a colocar tus agarraderas, coloca laca en aerosol en el manubrio e ingresa las agarraderas para que se deslicen con facilidad. Cuando se seque la laca, por lo general el agarre se mantendrá firme, unido a la barra.

Consejos y advertencias

  • Aunque el uso de un cable nuevo no siempre es necesario, probablemente encontrarás que el cable esté demasiado viejo y desgastado para su reutilización.
  • Asegúrate de que tus puños se sequen completamente antes de conducir; los agarres sueltos pueden hacer que pierdas el control. Si en algún momento no te sientes cómodo luego de completar cualquiera de estas reparaciones, consulta con tu tienda local de bicicletas.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan tubbs | Traducido por franco castro