Cómo reemplazar las lentes en los anteojos

Tus gafas son importantes para la lectura, la protección de los ojos o la corrección de tu visión. A veces, las lentes pueden ser dañadas o rayadas debido a sentarse en ellas o dejarlas caer. O, a veces, los tornillos se aflojan y la lente se cae. Aprender cómo reparar tus lentes es una parte importante del mantenimiento de la lente. Afortunadamente, puedes reemplazar fácilmente las lentes de tus gafas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Destornillador de lentes

Instrucciones

  1. Compra un kit de reparación de anteojos si no tienes uno. Estos kits tienen destornilladores pequeños, almohadillas de nariz, paño de pulir y tornillos. Selecciona un destornillador de tu kit que puede caber en los tornillos del área del marco de las gafas.

  2. Sujeta tus lentes a unas millas de la mesa y desenrosca los tornillos de las bisagras del marco de gafas que tienen cada lente. Esto evitará que los pequeños tornillos rueden sobre el suelo. Con cuidado y suavemente empuja la vieja lente, quita los tornillos y colócalos en un lugar seguro donde los puedas ver hasta que los necesites de nuevo.

  3. Desliza y empuja la nueva lente con cuidado en cada marco de ojo, prestando especial atención a la orientación y la dirección de la lente. Asegúrate de que la lente encaje de forma segura en los marcos. Inserta los tornillos en las bisagras del marco con el destornillador.

  4. Sostén tus lentes por el marco, asegurándote que la lente esté sujeta con seguridad en su lugar y aprieta los tornillos con el destornillador. Empuja suavemente la lente hacia fuera para comprobar si está bien sujeta. Si no, simplemente empuja la lente de nuevo y vuelve a apretar. Limpia la lente con un paño de pulido antes de usarla.

Más galerías de fotos



Escrito por frank dioso | Traducido por lucia ayala