Cómo reemplazar azúcar con agave al hornear

Los bocadillos dulces son uno de los placeres simples de la vida, pero los ingredientes responsables de la atracción de los alimentos horneados (grasa, azúcar y almidón) también dan razones para minimizar su consumo. Comer dulces en moderación es la forma más rápida de reducir su impacto en tu salud, pero encontrar sustitutos más sanos a los ingredientes comunes es también útil. Muchos panaderos, por ejemplo, usan miel de agave como sustituto a los azúcares convencionales. El sabor puro y dulce del agave no altera el sabor de tus alimentos horneados y su bajo ínidice glucémico permite que los disfrutes sin que aumente tu nivel de azúcar en sangre.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Una taza medidora
  • Una cuchara grande
  • Rocío vegetal, grasa y harina, o papel manteca

Instrucciones

  1. Mide 2/3 de taza de miel de agave por cada taza de azúcar granulada requerida en tu receta. Reduce los restantes líquidos de la receta en 1/4 o 1/3 taza si originalmente lleva azúcar blanco, o en 2 cucharadas a 1/4 taza si originalmente lleva azúcar moreno.

  2. Mezcla bien la miel de agave con la grada o los líquidos de la receta, lo que sea más práctico. Esto asegura que el edulcorante quede bien incorporado a la masa o batido, generando una textura más consistente.

  3. Rocía abundantemente tus fuentes con rocío vegetal, engrásalas y cúbrelas con harina, o recúbrelas con papel manteca. Los alimentos horneados hechos con agave son más propensos a pegarse, así que preparar tus fuentes con dedicación hará más fácil el desmolde.

  4. Reduce la temperatura de cocción en 25 ºF (14 ºC), si es necesario. Los alimentos edulcorados con agave se doran más rápidamente que los edulcorados con azúcar, por lo que a veces es necesario hornear en un horno más frío e incrementar ligeramente el tiempo de cocción.

Consejos y advertencias

  • Usar sólo agave cambiará la textura de los alimentos, dejando a las galletas más parecidas a una torta en vez de crocantes y dándole a las tortas de manteca migas más densas. Si la textura es más importante que un índice glucémico bajo, comienza reemplazando sólo la mitad del azúcar en las tortas y un tercio del azúcar en las galletas. A medida que ganes experiencia al hornear con agave, aprenderás cuáles son las recetas que se adaptan bien a las mayores proporciones de miel de agave.
  • El agave se puede usar como reemplazo en relación 1:1 para otros edulcorantes líquidos. El agave pálido es dulce y casi insulso, mientras que el agave ámbar o el dorado tienen un agradable sabor a caramelo. Esto hace de este último un mejor reemplazo para el azúcar moreno, que es un agente saborizante además de edulcorante.
  • A menos que seas un panadero experimentado y habilidoso, comienza con recetas ya hayan sido modificadas para aprovechar los beneficios del agave. Una vez que te sientas cómodo utilizando este producto, puedes comenzar a adaptar tus propias recetas.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por mariana palma