Cómo reducir la sudoración en las axilas

"Los caballos sudan, los hombres transpiran... y las mujeres brillan", eso dice el dicho. Aunque todos experimentan sudor en las axilas, algunas personas lucen constantemente como si hubiesen pasado mucho tiempo cerca de los rociadores del jardín. En realidad, las causas del sudor son diversas y no siempre están relacionadas con la actividad física intensa. No tendrás que luchar contra las camisetas empapadas de sudor por siempre. Prestar atención a la dieta y usar la ropa adecuada podría poner punto final al problema de las glándulas sudoríparas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Un antitranspirante de potencia clínica
  • Un hervidor
  • Un recipiente
  • Bolsitas de té negro (black tea)
  • Un paño

Instrucciones

  1. Reduce o elimina el consumo de cafeína y alimentos picantes que contienen pimienta. Estos alimentos estimulan las glándulas que producen sudor, lo que hace que trabajen en exceso.

  2. Usa un antitranspirante con "potencia clínica". Estas fórmulas, que están disponibles en la mayoría de las farmacias, contienen altas concentraciones de ingredientes que detienen el sudor. Si actualmente usas sólo desodorante, prueba primero con un antitranspirante convencional.

  3. Aplica el antitranspirante por la noche en lugar de la mañana. Tus axilas producen menos sudor por la noche; por lo tanto, el antitranspirante puede filtrarse en los poros con mayor rapidez. Aplica nuevamente el producto la mañana siguiente. La ducha no elimina el antitranspirante porque ya se encuentra en tus poros.

  4. Usa camisetas y camisas holgadas. Opta por fibras naturales, como el algodón, que permiten una mayor circulación de aire y reducen el sudor. Los materiales artificiales, como el nailon o el poliéster, restringen el flujo de aire e incrementan el sudor.

  5. Llena un hervidor con agua y calienta hasta el punto de hervor. Coloca 2 o 3 bolsitas de té negro en un recipiente y vierte entre 2 y 3 tazas de agua hirviendo. Deja en infusión hasta que el agua se enfríe; luego, empapa un punió con el líquido. Sostén el paño debajo de la axila durante cinco minutos; luego, enjuaga y repite en la otra axila. Realiza este procedimiento a diario durante dos semanas para reducir la producción de sudor.

Consejos y advertencias

  • Si el problema de sudoración no responde a estos tratamientos, consulta a un médico que te pueda recetar un medicamento o tratamiento quirúrgico para solucionar el problema.
  • No importa si la forma del antitranspirante elegido es en gel, aerosol o sólida ya que todos son efectivos para detener la producción de sudor.
  • Usa un paño de color oscuro para aplicar el té, ya que el material se podría manchar de manera permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por valeria d'ambrosio