Cómo reducir los poros y las líneas finas del rostro

A medida en que envejeces, puedes desarrollar líneas finas y notarás un aumento en el tamaño de los poros. El Dr. David E. Bank, un dermatólogo de Nueva York afirma que cuando la piel produce colágeno más lentamente, pierdes la firmeza y elasticidad en el rostro, lo que provoca arrugas y poros más grandes. Puedes combatir ambos problemas si mantienes los poros limpios, la piel humectada y debes aplicarte productos que aceleren la producción de colágeno y mejoren la textura del cutis.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador humectante
  • Exfoliante con ácido salicílico
  • Pantalla sola de amplio espectro
  • Humectante
  • Crema de retinol

Instrucciones

  1. Usa un limpiador humectante en mañanas alternas y cambia por un limpiador exfoliante los demás días. La piel más vieja requiere más hidratación que la joven. pero la exfoliación ayuda a mantener los poros limpios de piel muerta y acumulación, lo que los hace lucir más pequeños. La Dra. Diane Berson, ayudante de cátedra de dermatología en el Weill Cornell Medical College de New York City, recomienda usar un exfoliante que contenga el 2 por ciento de ácido salicílico. Masajea suavemente el producto sobre la piel húmeda y luego enjuágalo.

  2. Cubre tu rostro con una pantalla solar de amplio espectro cada mañana para combatir el daño por el sol que puede crear más líneas finas. Busca un producto sin aceite que no obture tus poros. Si permanecerás en el exterior, aplícalo cada dos horas para obtener una protección continua.

  3. Lava tu rostro con una crema humectante por la noche y luego aplica un hidratante adicional. Si tienes la piel muy seca, usa un producto que contenga ingredientes hidratantes como la manteca de jojoba. Las líneas finas y las arrugas lucen peor en la piel reseca y si la mantienes nutrida la ayudas a volverse más fuerte y será menos propensa a las irritaciones. También reduces la cantidad de piel muerta que desarrollas y que tapa los poros. Extiende el humectante sobre el rostro y el cuello y espera a que penetre antes de continuar con el Paso 4.

  4. Aplica una crema con retinol sobre el humectante. Esto aumenta la cantidad de colágeno en la piel, lo que ayuda a reducir las líneas finas y a rellenar la piel, para que los poros luzcan más pequeños. Extiende una cantidad pequeña de crema sobre todo tu rostro antes de acostarte.

Consejos y advertencias

  • Usa la crema de retinol en días alternos si tu piel comienza a descamarse o si se irrita.
  • Consulta a tu médico acerca de los retinoides de venta con receta, si sientes que necesitas un producto más fuerte.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por alejandra prego