Cómo reducir el nivel de azúcar en sangre de las mañanas

La diabetes se produce cuando el páncreas no genera insulina o cuando los tejidos del cuerpo se hacen resistentes a sus efectos. Dado que se requiere insulina para el transporte de glucosa (azúcar de base) hacia las células, esto se traduce en la generación dentro de las células de una cantidad de energía que no logra ser suficiente y en un exceso de glucosa, tóxica para muchos tejidos del cuerpo. Uno de los objetivos del control de los niveles de glucosa en sangre, en caso de que te veas afectado por la diabetes, es mantener tus niveles en el rango de los 70 a 130 mg por decilitro, según las directrices de la American Diabetes Association.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Glucómetro
  • Diaro de registro
  • Copas para medir

Instrucciones

  1. Determina tu rango objetivo para los valores de glucosa en ayunas en sangre.

    Determina tu rango objetivo para los valores de glucosa en ayunas en sangre. El nivel más alto al cual la mayoría de las personas deberían apuntar es de 130 mg por decilitro, pero la determinación de tu nivel aceptable más bajo es un proceso más individualizado. Normalmente, se elige una gama de 90 a 130 mg por decilitro, pero un protocolo llamado "control estricto" se prescribe para aquellas personas que necesitan lograr una mayor protección contra los altos niveles de glucosa en sangre. En un programa de control estricto, los pacientes apuntan a un nivel de glucosa en sangre en ayunas que va de 70 a 130 mg por decilitro, para el propósito de lograr una reducción del 75 por ciento del riesgo de daño a los ojos y una disminución del 50 por ciento en su probabilidad de desarrollar daño renal, de acuerdo la American Diabetes Association. Pregunta a tu enfermera o médico de atención primaria, cuál es el objetivo que recomiendan para ti, pero recuerda que minimizar el número de veces las cuales tu glucosa en ayunas es mayor de 130 mg por decilitro es la meta más importante.

  2. Intenta dormir bien por la noche.

    Intenta dormir bien por la noche. Si descubres que tus niveles de glucosa son más altos de los que quisieras, piensa qué es lo que pudo haber pasado durante la noche. Dormir menos de siete horas, o más de nueve, aumenta la producción corporal de la hormona del estrés cortisol, que está asociada a niveles altos de glucosa en ayunas, según afirman los investigadores de Quebec que escriben en la publicación de noviembre de 2007 "Diabetología". La apnea del sueño, el síndrome de piernas inquietas, los sofocos de la menopausia y el dolor asociado con los nervios dañados por la diabetes puede contribuir a la disminución de la calidad del sueño, aunque cabe aclarar que la falta de sueño crónica y relacionada con el comportamiento es una epidemia en los Estados Unidos, país en el que la gente trata de hacer encajar 28 horas de actividad en 16 horas de vigilia. Desarrollar el hábito de ir a la cama ocho horas antes del horario en el que te debes despertar es fundamental.

  3. Controla qué es lo que cenas.

    Controla qué es lo que cenas. Disminuye el tamaño de las porciones de carbohidratos de alto índice glucémico como el azúcar refinada, harina blanca y el arroz blanco, que provocan los picos de azúcar en la sangre, y aumenta tus porciones de alimentos con ácidos grasos omega-3, como el salmón y el aceite de oliva, además de los carbohidratos de bajo índice glucémico como el arroz integral, lentejas y otros alimentos de grano integral.

  4. Saca al perro a dar un paseo.

    Saca al perro a dar un paseo. Un paseo vigoroso de 10 a 20 minutos tarde en la noche puede ser suficiente para reducir el nivel de glucosa en sangre en ayunas. Si no tienes perro, pregunta a los vecinos si les gustaría que pasees a sus mascotas o invita a tu persona favorita a dar un paseo antes de dormir por el barrio. Si tomas insulina, asegúrate de calcular este régimen de ejercicio para la dosis de acción prolongada previa a acostarte.

  5. Pica algo por la noche.

    Pica algo por la noche. Una colación antes de acostarte que contenga una pequeña cantidad hidratos de carbono con un bajo índice glucémico, tal como la mitad de una manzana, junto con una fuente de proteína y grasa, como una cucharada de mantequilla de maní o 1/4 de taza de mitades de nueces, mantendrá tu nivel de glucosa en sangre en un nivel constante mientras duermes. Si permites que tu nivel de glucosa baje demasiado durante la noche, tu hígado lo considerará peligroso y liberará el exceso de glucosa que ​​almacena.

Consejos y advertencias

  • El control de la diebetes, especialmente para aquellos que consumen insulina, requiere de un alto grado de colaboración con el cuerpo médico. Discute tus planes para reducir tu glucosa en ayunas con tu médico o enfermero.

Más galerías de fotos



Escrito por walli carranza | Traducido por guido grimann