Cómo reducir la inflamación de los párpados por el llanto

Si eres dura como el acero o del tipo más sensible, todo el mundo necesita llorar un buen rato de vez en cuando. Llorar de vez en cuando puede ser bueno para ti, pero una vez que terminas, todavía tienes que hacer frente a la huella que deja en tu cara: párpados inflamados, ojos inyectados, nariz enrojecida; y que todos te estén preguntando si estás bien. No te preocupes; con algunos trucos rápidos para contrarrestar el enrojecimiento y la inflamación volverás a la normalidad en poco tiempo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Agua fría
  • Pañuelos desechables
  • Toallas de papel
  • 2 cucharas
  • Congelador
  • Gotas para los ojos
  • Corrector de ojeras de base amarilla o verde
  • 2 rebanadas de pepino
  • 2 bolsitas de té humedecidas con agua fría

Instrucciones

  1. Relaja tu cara y deja que las lágrimas fluyan. Contener la respiración y contraer tu cara para contener las lágrimas en realidad harán que el enrojecimiento y la hinchazón empeoren. Respira de manera uniforme y profundamente, y déjate llevar. Te sentirás (y verás) mucho mejor después de que hayas terminado.

  2. Moja tu cara con agua fría, concentrándote en las áreas de enrojecimiento o hinchazón alrededor de los ojos. Retira cualquier maquillaje que se haya corrido con un pañuelo de papel.

  3. Límpiate la nariz con un pañuelo de papel suave o papel higiénico. Una nariz roja y congestionada es un sello distintivo de que has llorado. No uses una toalla de papel, ya que la textura áspera puede hacer el enrojecimiento aún peor.

  4. Moja una toalla de papel con agua muy fría, o si tienes tiempo, mete un par de cucharas en el congelador durante 10 a 20 minutos. Presiona suavemente la toalla de papel o las cucharas en el área inflamada debajo de tus ojos, desde donde comienzan tus conductos lacrimales hacia las esquinas exteriores.

  5. Disminuye cualquier enrojecimiento en tus ojos con gotas de colirio. Algunas gotas para los ojos se hacen específicamente para reducir el enrojecimiento, pero las gotas de solución salina simple también funcionan. Aplica una a dos gotas en cada ojo.

  6. Disimula el enrojecimiento persistente con corrector de base amarilla o verde. Aplica el corrector debajo de los ojos y alrededor de tu nariz, y luego aplica un maquillaje en polvo ligero.

  7. Toma algunas respiraciones profundas y vete en un espejo. A veces, cuando las lágrimas comienzan a fluir, es difícil conseguir que se detengan completamente. Mantén un pañuelo desechable a la mano en caso de que sientas que regresan. Una ligera presión rápida en los ojos (o sonarse la nariz) puede ayudar a prevenir la huella del llanto antes de que suceda.

  8. Coloca rodajas de pepino o bolsas de té verde refrigeradas sobre tus ojos si tienes tiempo extra. Ambos contienen agentes naturales contra la inflamación. Apóyate sobre almohadas para facilitar que la inflamación desaparezca de tu cara.

Consejos y advertencias

  • Si bien es natural esconder tu cara en tus manos o bajar tu cabeza cuando lloras, ambos pueden causar la acumulación de líquido y sangre en la cara, lo que hace que los ojos enrojezcan y se inflamen. Mantente en posición vertical mientras lloras, o justo después, para facilitar que los líquidos drenen de tu cara.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsey robinson sanchez | Traducido por maria del rocio canales