Cómo reducir la indigestión

Cuando comes mucho, hay un lapso de unos 20 minutos entre el momento en que tu estómago se llena y el momento en que tu cerebro se entera. Durante 20 minutos, puedes seguir comiendo sin darte cuenta de la sensación de saciedad del estómago. Esto puede hacer que comas en exceso con consecuencias molestas. Aunque no puedes retractarte por tu indulgencia excesiva, algunos remedios simples pueden ayudarte a reducir la indigestión lo más pronto posible.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Una compresa eléctrica o una botella de agua caliente
  • Antiácidos
  • Alimentos ricos en fibras

Instrucciones

  1. Directamente después de comer, acuéstate y colócate algo caliente sobre el estómago durante unos 10 minutos. Lo mejor es usar una botella de agua caliente o una compresa eléctrica que no ejerza mucha presión. Esto promueve la digestión de los alimentos y a menudo calma el malestar inicial de la indigestión.

  2. Camina. Aunque la sensación de indigestión crea el deseo de estar acostado durante horas, el ejercicio liviano puede ayudar a relajar el estómago y aliviar el malestar. La caminata también acelera el metabolismo, lo que hace que el cuerpo comience a utilizar un poco de los alimentos ingeridos. Camina lentamente y no te esfuerces; permite que el paseo sea recreativo. A menudo caminar sólo unos 5 minutos resulta útil, pero caminar durante 20 minutos no será perjudicial para el cuerpo.

  3. Bebe un vaso de agua para promover la digestión. Un vaso de 8 onzas es suficiente; bébelo lentamente para no incrementar la sensación de indigestión. Algunas personas encuentran alivio en el agua carbonatada o en el agua mezclada con una cucharadita de bicarbonato de sodio. No obstante, no existen investigaciones científicas que respalden estos tratamientos. Además, muchas personas prefieren agua con una gotita con extracto de menta (peppermint) u optan por un té de menta. Se dice que la menta es buena para aliviar un estómago lleno.

  4. Realiza unos ejercicios de estiramiento livianos para relajar los músculos abdominales y aliviar el malestar. Levantar las manos sobre la cabeza y flexionar ligeramente la espalda estando de pie ayuda a estirar el estómago. Además, girar el tronco (trunk twist) estira los músculos oblicuos, que se encuentran a los costados del estómago, lo que brinda más alivio. Estira de dos a cinco minutos y nunca esfuerces los músculos al punto de sentir dolor.

  5. Toma un antiácido de venta libre para reducir las posibilidades de sentir malestar. Una dosis reduce la hinchazón que comúnmente acompaña a la molesta indigestión. Sigue las indicaciones del envase y toma sólo lo necesario para aliviar los síntomas.

  6. Consume alimentos ricos en fibras, como legumbres (legumes), salvado de avena (oat bran), bayas (berries), cereales integrales (whole grains), vegetales de hojas verdes, frutos secos (nuts) y papas. Las fibras ayudan a regular el sistema digestivo, promoviendo la regularidad luego de comer en exceso. Sigue consumiendo alimentos ricos en fibras durante unos dos días luego de la indigestión; si tu cuerpo experimenta una recaída, volverás a sentir malestar.

Consejos y advertencias

  • Evita comer en exceso en el futuro bebiendo al menos dos vasos de 8 onzas de agua entre 10 y 15 minutos antes de las comidas. Esto permite que la menta sepa un poco antes el momento en el que estás lleno. Además, mastica lentamente los alimentos y trata de ser el último que termine de comer en la mesa. Esto te garantiza que tu cuerpo contará con el tiempo suficiente para saber que el estómago está lleno.

Más galerías de fotos



Escrito por serena styles | Traducido por valeria d'ambrosio