Cómo reducir la hinchazón de un esguince de tobillo

Un esguince de tobillo refiere a una lesión de uno o más de un ligamento en la parte exterior del tobillo, según la American College of Foot and Ankle Surgeons. Los esguinces de tobillo pueden variar en severidad desde un estiramiento leve del ligamento hasta un desgarro más serio del mismo. La hinchazón y el dolor frecuentemente acompañan un esguince de tobillo. Tratar estos síntomas puede ayudar a reducir tus síntomas y minimizar la inestabilidad del tobillo que puede ocurrir luego de un esguince.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Hielo
  • Medicación anti-inflamatoria sin esteroides
  • Almohadas

Instrucciones

  1. Descansa el tobillo inmediatamente luego de la lesión, según la American College of Foot and Ankle Surgeons. Descansar el tobillo ayuda a prevenir más hinchazón permitiendo que los ligamentos curen y eviten el exceso de tensión. Mientras que le monto de descanso necesario puede variar de persona a persona, descansa el tobillo hasta que la hinchazón esté casi o completamente desaparecida y el tobillo no esté débil al tacto.

  2. Aplica un paquete de hielo sobre el tobillo, según la Sports Injury Clinic. La terapia de hielo o frío ayuda a encoger los vasos sanguíneos inflamados que pueden causar la hinchazón. Asegúrate de cubrir el paquete con un paño protector o una bolsa de plástico para evitar las quemaduras de frío. Deja el paquete de hielo por quince minutos, sácalo otros quince y vuelve a poner hielo tantas veces como sea necesario.

  3. Eleva el pie sobre el corazón por 48 horas luego de la lesión, incluyendo cuando duermes, según MedlinePlus. Elevar el tobillo de esta manera estimula que la sangre se aleje del pie y hacia el corazón. Esto ayuda a reducir la hinchazón. Usa varias almohadas cómodas y otros elementos para mantener el pie elevado.

  4. Toma una medicación anti-inflamatoria sin esteroides, o NSAID, como ibuprofeno para reducir la inflamación, según establece la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Usalo solo como sea indicado.

Consejos y advertencias

  • Evita intentar las siguientes actividades: tomar una ducha caliente, usar masajes de calor, aplicar una almohadilla de calor o beber alcohol, según el Nicholas Institute of Sports Medicine and Athletic Trauma. Estas actividades deberían ser evitadas por las primeras 24 horas luego de la lesión.
  • Evita tomar aspirinas en esta instancia dado que puede diluir la sangre y causar sangrado.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por lautaro rubertone