Cómo reducir la grasa en los pechos

Aunque tener pechos grandes puede ser lo deseado, tener exceso de grasa no lo es. Desde la perspectiva anatómica, los pechos ya están compuestos mayormente por grasa, lo que hace que respondan bien a los esfuerzos por reducir el peso. La mejor forma de adelgazarlos es limpiando tu dieta y siguiendo un sólido programa de ejercicios. La mezcla correcta de ejercicios estimulará la pérdida de peso y creará una mejor definición.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Reduce las calorías que consumes. Un déficit diario de 500 a 1,000 calorías estimulará una pérdida de peso de 1 a 2 libras por semana en todo tu cuerpo, asumiendo que las calorías que consumes son las mismas que gastas. Deja los alimentos ricos en grasas saturadas para hacer que este déficit sea más fácil de lograr. Escoge alimentos bajos en densidad de energía, como cereales integrales, frutas, vegetales, frijoles, lácteos bajos en grasas y carnes magras.

  2. Bebe agua como tu bebida principal. Deja de tomar bebidas que contengan calorías, como soda, tés endulzados, batidos, granizados, cafés postres y alcohol. Escoge agua en su lugar debido a que no tienes calorías, y ayuda a hidratar tu cuerpo. Llena tu estómago con agua antes de las comidas para evitar comer en exceso.

  3. Consume bocadillos saludables entre las comidas. Programa tus bocadillos cada dos o tres horas para mantener a raya el hambre. Consume bocadillos pequeños y saludables. Por ejemplo, medio emparedado de atún con pan integral, lechuga y tomate es un bocadillo saludable.

  4. Realiza ejercicios cardiovasculares para quemar la grasa en tus pechos. Escoge una clase de ejercicio que puedas seguir por un largo período de tiempo, como correr, entrenamiento elíptico, subir escalera, kickboxing o natación. Proponte hacer de 45 a 60 minutos de entrenamiento de tres a cuatro veces por semana.

  5. Ejecuta una serie de flexiones (pushups) con el peso de tu cuerpo. Acuéstate sobre tu estómago con tus manos separadas ligeramente más que el ancho de los hombros y los pies juntos. Endurece tus abdominales y mantén tu espada recta a medida que te separas del piso. Detente cuando tus brazos estén completamente extendidos y baja ligeramente hasta que tu pecho esté justo sobre el piso. Retrocede y repite.

  6. Toma un juego de pesas para hacer moscas en un banco de pesas. Acuéstate boca arriba en el banco y sostén las pesas separadas por una pulgada sobre tu cuerpo con las palmas enfrentadas. Mantén tensos los abdominales y los codos ligeramente doblados a medida que bajas las pesa a tus costados. Detente cuando sientas que su pecho se estira, retrocede y repite.

  7. Utiliza mancuernas livianas para hacer vueltas al mundo (around the world). Acuéstate boca arriba sobre el banco y sostén las pesas directamente sobre tu cabeza con tus palmas hacia arriba. Mantén tus brazos ligeramente más altos que paralelos al piso y mueve las mancuernas lejos de tu cuerpo con movimientos circulares. Mantén la posición de las palmas arriba y mueve las pesas justo hasta arriba de tus muslos. No dejes que se toquen y constantemente muévelas hacia el principio. Repite en grupos de ejercicios.

Consejos y advertencias

  • Usa la resistencia suficiente con los ejercicios de pecho que te permitirán hacer de 12 a 15 repeticiones en buena forma. Proponte hacer cuatro o cinco grupos de dos a tres veces por semanas en días no consecutivos.
  • Haciendo ejercicios de pecho, mantendrás tus pechos levantados a medida que pierdes pecho. Agregar músculos también es metabólicamente activo.
  • Si las flexiones regulares son muy difíciles, realízalas de rodillas.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por maria eugenia gonzalez