¿Cómo reducir la grasa del abdomen y reafirmar la piel floja?

Las dietas que prometen ayudarte a reducir la grasa del abdomen, en realidad pueden funcionar; aunque es más seguro que obtengas los resultados que estás buscando, a través de la antigua técnica que se apoya en la reducción de calorías y los planes de alimentación bajos en grasa. No hay investigaciones suficientes para demostrar que una determinada dieta eliminará todo el peso que necesitas. Para perder grasa en el área del abdomen y para reafirmar la piel floja, casi siempre debes aplicar la regla básica de combinar dieta y ejercicio.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Comprométete a llevar una dieta saludable. Para bajar de peso, consume al menos 1.000 calorías por día, pero no más de 1.500. En función de tu índice de masa corporal, estatura, peso, nivel de actividad y objetivos, dichas cantidades pueden variar ligeramente.

  2. Come 2 cucharaditas de mantequilla de maní, un huevo cocido, una porción de pavo u otro bocadillo que tenga proteína magra. Los alimentos ricos en proteínas pueden ayudarte a construir músculo en la zona del abdomen y a incrementar tu energía para aprovecharla durante tu entrenamiento. Ten en cuenta, sin embargo, que su construcción notable depende de tus genes, de la cantidad de ejercicio que hagas y de si consumes suficientes calorías, apunta el President's Council on Physical Fitness and Sports. Dicha organización explica además, que la mayoría de los estadounidenses consumen suficiente proteína para construir músculo. Cualquier exceso simplemente será eliminado o almacenado en forma de grasa.

  3. Realiza ejercicios de entrenamiento de fuerza simples que estén dirigidos a tratar la zona del abdomen. Algunos ejemplos son los abdominales tradicionales (crunches), los ejercicios de estabilidad con pelota y las posturas de Pilates o yoga que involucran la participación de todo el cuerpo. Si eres principiante, quizá te beneficies de una clase o de una sesión de cada disciplina supervisadas por un entrenador.

  4. Bebe por lo menos ocho vasos grandes de agua para eliminar la retención de líquidos y ayudar a mantener tu piel sana y elástica. Mientras que beber más agua puede parecer un enfoque equivocado cuando se trata de perder "peso en agua"; en realidad, al consumir más, estás animando a tu cuerpo a desechar líquidos y evitar del todo la retención.

  5. Durante y después de los entrenamientos, disfruta de una bebida deportiva baja en calorías. El President's Council on Physical Fitness and Sports explica que los carbohidratos en las bebidas deportivas proporcionan energía extra que es útil durante tu entrenamiento. Busca bebidas que contengan entre 18 y 150 g de carbohidratos por cada ocho onzas (240 ml) de líquido. El impulso adicional te ayudará a ampliar tu rutina de abdominales (crunches) y evitará que decaigas al terminar.

Consejos y advertencias

  • Comprométete a realizar por lo menos 150 minutos de ejercicio aeróbico a la semana para aumentar tus posibilidades de reducir la grasa del abdomen.
  • Consulta a tu proveedor de atención médica antes de comenzar un programa de ejercicio por primera vez o siempre que hayas dejado los programas de acondicionamiento físico por un tiempo. Haz lo mismo si tienes algún problema de salud crónico.

Más galerías de fotos



Escrito por rica lewis | Traducido por pei pei