Cómo reducir la grasa de la cola de forma permanente

Muchas personas que buscan mejorar su apariencia desean lograr una cola esculpida y firme. Además, cuando esa zona está fuerte y libre de grasa, indica buena salud. Tener demasiada grasa aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes. Reducir la grasa de la cola requiere ciertos cambios en el estilo de vida, incluyendo una dieta saludable y ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mancuernas, barra para pesas o barra de ejercicios
  • Banda de resistencia
  • Pelota de ejercicio

Instrucciones

  1. Reduce el consumo de calorías para evitar acumular más grasa. Para perder una libra de grasa, debes quemar 3500 calorías. Reduce la comida chatarra y las porciones de los alimentos. No restrinjas la dieta demasiado, o puedes desacelerar tu metabolismo. Medline Plus advierte que las mujeres no deben comer menos de 1200 calorías por día. Los hombres no deberían comer menos de 1500.

  2. Quema grasa con ejercicio cardiovascular regular. La American Heart Association aconseja hacer al menos 30 minutos de ejercicio cinco veces por semana para quemar grasa y mejorar la salud del corazón. Al correr, caminar y subir escaleras, quemas calorías y reafirmas los glúteos. Pero puedes realizar cualquier ejercicio que disfrutes y acelerar los latidos del corazón para quemar las grasas acumuladas bajo la espalda.

  3. Realiza butt lifts (ejercicio que consisten en elevar los glúteos). Estos son ideales para principiantes o personas que tienen las rodillas lesionadas y no pueden hacer sentadillas o estocadas. Recuéstate de espalda con las rodillas flexionadas y los pies apoyados planos en el piso. Aprieta los glúteos para levantar la cola del suelo. Suelta para regresar a la posición inicial. Realiza dos series de 12 a 15 repeticiones. Para aumentar la resistencia, coloca una mancuerna, una barra para pesas o una barra de ejercicio sobre tu cadera.

  4. Realiza extensiones inversas sobre una pelota de ejercicio. Como en el caso anterior, este ejercicio permite trabajar los músculos de la cola sin ejercer presión sobre la rodilla. Recuéstate boca abajo sobre la pelota, con las manos y los pies apoyados en el piso. Cambia el apoyo, de manera que las manos soporten el peso del cuerpo. Aprieta los glúteos y levanta las piernas hasta que queden paralelas al piso. Mantén las piernas juntas durante todo el rango de movimiento. Luego, baja regresa a la posición inicial y realiza dos series de 12 a 15 repeticiones.

  5. Realiza sentadillas. La American Council on Exercise informa que las sentadillas, junto con las estocadas, son el mejor ejercicio para reafirmar los glúteos. Párate con los pies abiertos un poco más que a la altura de la cadera. Dobla las rodillas, llevando la cadera hacia atrás como si fueras a sentarte. La cabeza y el pecho se elevan y las rodillas permanecen detrás de las puntas de los pies. Regresa a la posición inicial y realiza dos series de 12 a 15 repeticiones. Añade más resistencia sosteniendo mancuernas, una barra para pesas o una barra de ejercicio, o utilizando bandas de resistencia.

  6. Utiliza las escaleras. En lugar de tomar el ascensor, siempre sube por escalera, para quemar la grasa y fortalecer los glúteos.

Más galerías de fotos



Escrito por leslie truex | Traducido por pilar celano